07 abril, 2008

Desayuno en Plutón (Sesión de cine en el pequeño mundo de mi amiga agorafóbica)



LA VIDA ES UN MUSICAL

El viernes quedé con una chica. ¡Eh, va en serio! Vale, la chica en cuestión es una de mis pocas amigas. Nos conocemos desde el jardín de infancia, pero también cuenta, ¿no? La verdad es que es la persona más curiosa que conozco. No quiero decir su nombre porque eso no estaría bien. No sé, luego me sentiría fatal, yo soy muy de comerme la cabeza con estas cosas. Sólo diré que tiene agorafobia y como sus padres están metidos en el show business y ganan mucha pasta pues le han montado un pequeño mundo para ella solita dentro de su casa (lo cual está genial porque la pobre sería carne de cañón en un instituto, más o menos como yo). El caso es que dentro de ese mundo privado que le han montado en casa hay una sala de proyección que es la leche. Así que cada dos semanas o así me llama y nos vemos una peli en su mega pantalla. Es mejor que ir al cine porque nadie te da patadas en el respaldo del asiento ni come palomitas en plan cerdo. Está de coña. Lo único malo es que huele pelín raro (como a hospital) porque, aparte de agorafóbica, mi amiga es un poco obsesiva con eso de la limpieza y tal. Ella se siente protegida en su minimundo, igual que El increíble hombre menguante dentro de su cajita de cerillas Fire Chief. En fin, que es una chica curiosa de verdad pero, si consigues dejar aparte sus rarezas, es un encanto.

El caso es que este viernes vimos “Desayuno en Plutón”. A los dos, claro, nos gustan las pelis de jóvenes con vidas difíciles y tal. Además, “Juego de Lágrimas” me parece una gran peli y, la verdad, Neil Jordan es un director muy decente.

“Desayuno en Plutón” pasa la prueba de los 10 minutos, es decir, que a los 10 minutos ya ha conseguido engancharme. La verdad es que esta película le debe gran parte de su chispa al prota, Patrick “Kitten” Braden, encarnado por un brillante Cillian Murphy. Supongo que este actor es una joven promesa, como suelen decir los críticos serios. Es un treintañero que ya me llamó la atención en la estupenda “28 días después” o con su inquietante rostro en “Batman begins”. El chaval tiene una de esas caras que tanto puede parecer un joven cándido como un psicópata. Se podría decir que tiene un rostro “inquietantemente bello” o algo así. Y hago hincapié en el aspecto físico del prota porque, sin duda, es importante para la historia, ya que el personaje se pasea por la ambigüedad sexual desde la infancia hasta dar el salto al travestismo. Es un personaje lleno de encanto que se mantiene a flote gracias a su loco mundo interior que le transporta a un cuento de hadas o a ser una heroína embutida en cuero negro cuando las cosas se ponen demasiado serias en el mundo exterior. Sin duda, la realidad es un lugar demasiado violento y carente de encanto para que el protagonista pueda soportarlo.

El film se mueve entre lo grotesco y lo tierno, entre el drama y la comedia al igual que lo hace el protagonista, quien es capaz de sobrevivir a una dura realidad, con el conflicto de Irlanda del Norte de fondo, con la soltura y desparpajo que sólo tienen aquellos que creen que la vida es un musical.

Si bien el personaje protagonista es un claro punto fuerte del film, el ritmo de la película es desigual y decae en algún momento. El guión está estructurado a modo de diario y, en fin, algún capítulo quizás no es demasiado relevante para la historia.

El dibujo del protagonista y de su entorno está muy conseguido y, sin duda, Jordan se mete al espectador en el bolsillo con un protagonista que te lleva por donde él quiere y que te hace creer en un mundo mágico, de luz y de color, como diría aquella niña prodigio (y, claro está, no hablo de mi madre), ante una realidad más bien descolorida en la que los personajes se humanizan al entrar en contacto con un ser tan alucinante y encantador como Patrick “Kitten” Braden.

Resumiendo: este film no es una obra maestra pero sí tiene algo especial. Creo que es una de esas pelis que te hace sonreír y ver el mundo de un color más brillante, porque quizá la vida resulta que no es tan seria como parece, quizá la vida es un musical.

Desayuno en Plutón (2005)
Dirección: Neil Jordan
Guión: Neil Jordan y Pat Mc Cabe

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Juego de lágrimas me gustó mucho más.

Anónimo dijo...

Juego de lágrimas también me gustó. Esta no la he visto, pero la cogeré para verla. ¡¡Nunca había leído una crítica así!!

V. doble de Watchmen dijo...

Algo muy grave tendría que pasar hoy para estropearme el día. No sé, me he levantado de un humor excelente y aunque no he desayunado en Plutón, mi café barato me ha sentado a las mil maravillas. A todo esto, Plutón ya no es un planeta ¿a quién se le ocurre?

Me encanta Cillian Murphy y su espantapájaros creo que está a la altura del Joker de Ledger (uys, si alguno leyera esto...)

¿He leido que estás escribiendo relatos? A veces yo también escribo. Mal claro. Pero escribo. Si te decides a hacer otro "Glob" con tus textos, ¡¡avisa!!

V.

PD: Hoy estrenan Watchmen. Quiero verla y voy a verla (a pesar de que cada vez voy menos al cine y que me da envidia de la mala la sala de tu amiga). Aprovecharé el partido de fútbol que dicen que hay para ir a las misma hora. Me gusta pensar que alguien estará guardando la fila 8.

El Guardián dijo...

Querida V. for Vendetta:
Ayer hacían esta peli en la tele y me acordé de ti, of course.

A mí también me encanta Cillian Murphy. Me parece un gran actor y un tipo muy enigmático. Vamos, que me cambiaría por él ahora mismo.

Si te animas, podrías mandarme algo de lo que escribes. ¿Quid pro quo?

Hoy estaré guardando la fila 8 para ver al bueno de Clint en su última peli como actor.

Un abrazo desde detrás del sofá azul,
El Guardián

V., que también se acordó de ti... dijo...

Recuerdo nº 1, Sábado por la mañana: me siento a ver "Historias de Filadelfia" pero antes doy un paseo por los canales. Hechan Juego de lágrimas en uno de los de pago de ONO, pero ya han pasado unos 15 minutos de película y una cosa que no soporto, y que en casa fastidia mucho, es ver películas que no he visto, empezadas. Nunca se sabe lo que uno puede perderse en esos minutos.

Recuerdo nº 2, Sábado por la noche: Estoy en la fila 9 del cine esperando ver Watchmen. Miro las nucas de los de la fila 8 y pienso que alguna podría ser la tuya (aún siendo consciente de que estarías viendo a Clint).

Recuerdo número 3, Domingo por la tarde: Me despierto de la siesta, malhumorada, como siempre, y alquilo Donnie Darko por 1€. Así, da gusto.

Tengo un cierto miedo escénico a que se lea lo que escribo, pero ya te dejaré algún rastro para que llegues a mi antigua guarida en el no mundo.

Nos leemos!

V. deprimida pre-post-vacaciones dijo...

Si llegaras a casa y me encontrases tirada, ¿me llevarias al hospital?

¡¡Me ha gutado mucho!! Qué bien seleccionada la múscia y qué personaje tan entrañable.

Definitivamente, quiero desayunar en Plutón.

Espero que lo pasaras muy bien estas vacaciones. Estoy a un suspiro de terminar las mías. Ays...

nUhN dijo...

Me gustó mucho esta película, pero también sobre los 70 y su música, y con un protagonista andrógino, recomiendo Hedwig and the Angry Inch. Es genial.

El Guardián de la fila 8 dijo...

Hola, NUHN:
Quería darte la bienvenida al sofá azul.
Sin duda, el amigo Cillian Murphy es inquietante y siempre da un toque a sus personajes.

En fin, lo dicho, que siempre tendrás un rincón reservado en el sofá azul.

Un abrazo desde el No Mundo,
El Guardián

nUhN dijo...

Muchas gracias Guardián :) pues aquí vendré a sentarme de vez en cuando a leer.

Related Posts with Thumbnails