03 mayo, 2009

DÉJAME ENTRAR (pelín "spoiler")


Coches de juguete, paredes que hablan y un viaje sin retorno
No sé por qué pero viendo “Déjame entrar” pensé todo el rato en mi amiga agorafóbica. Será que a veces de tan rarita me recuerda casi a un vampiro o será porque ella nunca me ha dejado entrar en su mundo. La última vez que la vi no quiso abrirme la puerta, pero nos estuvimos mirando un rato a través del cristal de su ventana. Sólo nos miramos, sin decir nada. Yo apoyé mi mano en el cristal y ella apoyó la suya sobre la mía (con el cristal en medio, claro). Fue hermoso. Luego frunció el ceño, pasó un paño por su lado del cristal y corrió la cortina. Eso fue todo. Fundido a verde manzana (el color de sus cortinas) y fin de la historia. Como dice una amiga mía, éste es un buen final para mi No historia de amor y, de algún modo, este film me ha hecho decidirme a abrir la puerta a alguien que quiera hablarme (por supuesto, cualquier otra muestra de afecto erótico-festiva será recibida con sumo agrado). Es raro cómo a veces una peli te puede hacer ver cosas sobre tu vida. A mí este estupendo e inusual film me ha hecho ver que tengo que "abrir mi puerta" y eso pienso hacer este verano (me voy con mi amigo, el guaperas, de interrail). Estoy decidido a dejar entrar a la persona correcta (o no) en mi mundo. Así que me temo que, al fin, pueden aparecer sobre esa cortina verde manzana los créditos de cierre con el obligado “The end”.


Sinopsis va sinopsis viene: Oskar, un chaval de 12 años, aterrorizado por unos compañeros de clase, se hace amigo de Eli, una misteriosa vecinita, cuya llegada coincide con unos asesinatos.
El film se inicia de un modo que a mí personalmente me encanta, en faena, sin desperdiciar ni un segundo de metraje en accesorios que no aporten nada a la historia. Estamos en plena noche, calle nevada. Alfredson nos presenta al chico (y no de cualquier forma) jugando con un cuchillo que lleva para protegerse (veremos que la necesidad de protección es una constante a lo largo del film). A través de la ventana ve que llega un coche y de él bajan un tipo mayor y una niña. Luego aparece un tipo que mea en la calle, que obviamente tendrá un papel importante (él, no su pis). Mira hacia el edificio que tiene en frente y se fija en que alguien está cubriendo con cartones las ventanas de un apartamento. Estupendo e inquietante arranque, ¿no?. Muy de Ikea: bello, austero y funcional. Se nos presenta a los personajes principales y se nos abren expectativas. Así mismo, la llegada en coche de Eli (la joven vampiro) con su pareja tendrá su correspondencia al final del film pues se cerrará el círculo. Los personajes:
En este film todos los personajes son perdedores. Son seres desprotegidos y abandonados que buscan sentirse arropados, algunos se refugian en el alcohol (omnipresente) y otros en la chaqueta de su padre.

El vampiro perdedor: Incluso la imagen glamourosa del vampiro se convierte aquí en cutre, triste y sombría. Eli representa la cara menos mágica y atractiva del mito del vampiro. Es un personaje lúgubre, en constante huida, anhelante de la vida que no pudo tener y esclava de su condición. Eli es un ser torturado por su naturaleza, que añora la felicidad de una vida normal que no podrá tener nunca, que se esconde de la luz del sol en una bañera cubierta con una lona y unas mantas, que tapa las ventanas con cartones y que vive en una especie de caos, inmundo y apestoso.
El vampiro que, por el imaginario literario, es un personaje que asociamos a una estirpe aristocrática y rodeado de riqueza y excesos (recordemos, por ejemplo, el lujo y boato del interior del castillo de Drácula) se convierte aquí en un personaje nómada, en constante huida y en constante pérdida.

Así mismo, la pareja de Eli es el paradigma de lo patético, ¡con sus cutres instrumentos de "trabajo" metidos en ese viejo maletín y ese sucio bidón para la sangre! Por no hablar de lo pavorosa de su torpeza. Nunca he visto un asesino menos malvado, menos despiadado. Este personaje se toma su misión como el que tiene que rellenar un larguísimo formulario, con la misma intensidad y energía. Se carga a la gente de una forma torpe, prosaica, deslucida y, sobre todo, patética.

OSKAR & ELI, las dos caras de la moneda: Ella posee lo que él anhela. Valentía, fortaleza, y él es para ella la juventud, la inocencia que ella ya nunca va a recuperar pues es una anciana en un cuerpo de niña. Recordemos esos estupendos diálogos en los que Eli menciona su edad: "Tengo 12 años, más o menos" o
"Tengo 12 años, pero desde hace mucho tiempo".

En cuanto a Oskar: Como nota personal debo decir que yo a los 12 años era mucho menos infantil que el prota de este film y, por supuesto, nunca llevaba un moco colgando. Claro que tampoco he estado nunca a 30 grados bajo cero, como estaban estos dos chavales en las secuencias de noche en el parque. Sin embargo, no puedo decir que el carácter marcadamente infantil de Oskar sea para mí un fallo o que haga el film menos creíble ya que supongo que al ser otra época y otro país nada es comparable (hay que recordar que el film se sitúa en el año 1982 en Blackeberg, un suburbio de Estocolmo), pero sí es algo que me ha llamado la atención.


Por otro lado, el modo en que se plasma en este personaje el paso de niño a adolescente es de un poético que tira de espaldas. Eso sí, todo muy IKEA, sin florituras.

Así mismo, Oskar es un niño que se siente abandonado. Sus padres se han separado y se nos muestra la necesidad que tiene Oskar de sentirse protegido por la figura paterna y a la vez cómo tanto el padre como la madre se han refugiado en la bebida (luego hablaré de cómo se plasma esto visualmente utilizando el fuera de campo). No se ahonda en el drama de la situación familiar del niño (está clara la desestructuración y las carencias afectivas), pero sí se nos dan las pinceladas suficientes para que podamos cocinar el resto del dónut a partir del agujero que se nos muestra. Por ejemplo, durante una estancia de fin de semana con su padre, por la noche llega a la casa un amigo. El padre y el amigo se ponen a beber. Sólo beben, el alcohol es lo único que les abriga. No hay palabras ni risas, no hay nada.

Desprotegidos: Si algo tienen en común todos los personajes de este film es su ansia de protección. Todos parecen estar abandonados, todos son almas solitarias, perdedores. Así se entiende el detalle del niño poniéndose la chaqueta roja de su padre y oliéndola. Esa chaqueta le hace sentirse protegido, abrazado, caliente. Porque en este film no sólo los paisajes son helados, todos los personajes viven en un aislamiento gélido y están deseando abrigarse, ser arropados. En este sentido, se entiende también la caricia de despedida de la niña vampiro al que ha sido su pareja, su protector. Uno de los cambios importantes del film respecto a la novela es el cambio en la relación de Eli con su protector. En el libro se trata de un pedófilo mientras que en el film yo lo interpreto claramente como su pareja, lo cual me parece un gran acierto ya que da más profundidad a la historia y no la lleva hacia otros derroteros. Él obviamente ha envejecido y ella sigue teniendo 12 años. Así, entiendo cómo él le ofrece su cuello antes de arrojarse al vacío. Muchas pelis de vampiros han tratado el tema del envejecimiento de sus parejas mortales. Recuerdo por ejemplo a un anciano David Bowie que moría en brazos de Catherine Deneuve (elegante vamp donde las haya. Dice Maggie que es una vampiresa de verdad, pero ésa es otra historia). En fin, la muerte de las parejas y la búsqueda de una nueva pareja mortal es un tema muy del género y para mí mucho más interesante que el del viejo pedófilo. Además, ya hay suficiente dramatismo.


El silencio
El director comenta que aspiraba a que el film pudiera entenderse quitándole el sonido. No he hecho la prueba, claro, pero aunque los diálogos están bien armados y tienen una personalidad muy marcada e interesante (algunos de los diálogos entre los niños son deliciosos) sí creo que es una peli comprensible de forma sólo visual. Así mismo, el silencio se utiliza como elemento dramático, resaltando con su omnímoda presencia cualquier pequeño ruido o palabra.


Nota curiosa: Se ve que los suecos son muy de no contestar. No contestar a una pregunta es un modo de respuesta para ellos. Eso de "el que calla otorga", supongo. Darle la espalda a alguien es una forma de comunicación. Por ello, quizás los niños se comunican de formas muy peculiares.


La comunicación entre Eli & Oskar:
Cuando hablan en el parque, muchas veces él está de espaldas o hablan sin mirarse. Luego llegan formas de comunicación paralelas, libres de palabras, como el cubo de Rubik, que es su primer punto de conexión, su primer hilo de comunicación y, obviamente el código morse a través de las paredes de sus dormitorios (que les servirá ya a lo largo de su vida como vemos en la secuencia final) o los mensajes que ella le escribe en distintos sitios.
Acabo de darme cuenta de una cosa: Mi amiga agorafóbica igual resulta que es sueca porque también decidió dejar de hablarme y darme la espalda.


El fuera de campo
Aparte de la utilización dramática del silencio, Alfredson maneja con soltura y maestría otros códigos que le dan una singular belleza estética a esta peli. Por ejemplo, la curiosa composición de algunos planos, su duración y, sobre todo, la utilización del fuera de campo (que es en sí una constante del género, cuando se hace bien).

Los padres del niño a menudo aparecen fuera de campo. Están allí pero, en realidad, no están en el mundo de Oskar, en sus problemas. Lo cierto es que son ajenos al infierno que vive el chaval pues están inmersos en sus propios problemas. Tal como he comentado antes, no se ahonda demasiado en el drama familiar pero sí se dejan caer ciertos detalles que crean un retrato completo para el que quiera verlo.

Pequeños enigmas
El film está lleno de detalles que son en sí pequeños y suculentos enigmas. Alfredson pretende establecer un diálogo con el espectador y que éste descubra los secretos de la película. Así pues, el bueno de Alfredson nos invita a llenar los huecos que el film deja y yo he rellenado algunos con mis absurdas interpretaciones pero os pido ayuda para rellenar los enigmas para los que no encuentro respuesta.

Los coches de juguete: La secuencia en la que el protagonista entra en su habitación (aún de niño) y cierra las puertas de todos los coches de juguete tiene un triple y hermoso significado, en mi absurda opinión. Cierra una etapa de su vida, la infancia, y a la vez cierra ese deseo/necesidad de protección pues Eli va a ofrecerle la protección que anhela. Así mismo, también simboliza que ya alguien ha entrado en su mundo de soledad pues ha encontrado el amor de la niña vampiro y ya no necesita que nadie más entre en su pequeño mundo. Cierra la puerta porque ya no va a dejar entrar a nadie más, estaba deseando que alguien entrara y ha dejado entrar a la persona correcta (título real del film) y así nos adelanta que él se convertirá en el nuevo amante-compañero-protector de la niña vampiro para el resto de sus días, ya nunca dejará entrar a nadie más. Así llegaremos al cierre circular, con un estupendo desenlace de género, cuando ambos se van juntos e inician una vida de continua peregrinación. Ella llegaba con su viejo compañero en la secuencia inicial y acaba con el relevo y, de nuevo, la huida.




El champú: Justo antes del desenlace, Oskar está en el vestuario del gimnasio y junto a él hay un bote de champú en el suelo. Obviamente, no es algo casual. ¿Intriga de predestinación? Algo va a desbordarse: los acontecimientos. Todo lo que estaba contenido se va a desparramar, los acontecimientos se precipitan, todo se desborda. Llega el desenlace. Una bella y sutil metáfora visual similar al café que se desparramaba en “American Gangster” justo antes de que Brolin se suicidara.

Un plano que no me quito de la cabeza: Hay un plano que me desconcierta como ningún otro, y no es éste precisamente un film carente de planos inquietantes. Sin embargo, me pregunto qué nos quiere decir el amigo Alfredson con ese plano en el que se ve una especie de pubis con cicatrices. ¿Nos está hablando de la ambigüedad sexual? ¿Es una reminiscencia de la relación pedófila que se plantea en el libro? ¿Una forma de automutilación que iría ligada a la perversión del mito tradicional de la mujer vampiro? ¿No tienen sexo los vampiros? ¡Qué de chorradas puedo soltar en un momento!

Una interpretación que se me ocurre sobre este tema tiene que ver con la condición de mujer fálica que se atribuye a la mujer vampiro por ser una mujer que va contra las normas. Así pues, esa cicatriz podría simbolizar una mutilación de esa condición al igual que hemos visto que se pervierte la imagen glamourosa del vampiro, o se hace un guiño al tema de los crucifijos cuando Eli aparece jugando en el suelo a hacer cruces. Eli simbolizaría, con esta especie de mutilación, la no sexualidad en contra del mito eminentemente lascivo y provocador que la literatura nos ha hecho asociar a la mujer vampiro. No sé, es una interpretación que se me ocurre de pervertir el mito de la mujer vampiro pero no lo tengo nada pero nada claro.

En cuanto a la mujer fálica: La mujer vampiro simboliza en la literatura a la mujer rebelde. La vampiresa, ajena a las normas morales y religiosas, sintetiza una serie de rasgos supuestamente antinaturales con los que se ha tachado siempre a las mujeres que se han rebelado contra los imperativos marcados por la sociedad. Por ello, el personaje de la mujer vampiro es eminentemente sexual, provocador y carnal en contraposición a la imagen de una mujer correcta, modosa y en la sombra. Recordemos los cambios que sufren Lucy y Mina en la obra de Stoker al convertirse en vampiritas.

Así mismo, en el judaísmo uno de los arquetipos míticos es Lilith, la primera mujer de Adán, de quien se decía que, entre otras cosas, se alimentaba de la sangre de los niños no circundados y es inspiradora de muchos personajes de vampiresas seductoras en la ficción por su acentuado carácter sexual.
Así pues, con todo esto quiero decir que la pequeña vampira de este film es la antítesis de la vampiresa seductora y sexualmente irresistible. Ella está continuamente negando la posibilidad de una relación carnal y finalmente vemos ¿que no tiene sexo? Eli es una especie de ser amputado en lo que al mito de la mujer vampiro se refiere. Es la perversión del mito.



¿Qué hace este film tan especial?
En mi absurda opinión, éste es un ”horror film” en toda regla y a la vez es un "horror film" completamente atípico. La expresión inglesa “horror film” es, según tengo entendido, sinónimo de “género cinematográfico fantástico-terrorífico”. Así pues, "Déjame entrar" encaja por un lado en el género "fanterrorífico" (por abreviar) en el que se mueve con comodidad e incluso se hacen guiños sobre el propio género y pervierte ciertas constantes, como hemos visto. Sin embargo, por otro lado, lo que la convierte a su vez en un film tan peculiar es que, sobre todo, se hace hincapié en un enfoque realista. Esto hace de esta péqueña historia algo muy original y único. Es una 'película de vampiros', pero no una cualquiera. Es excepcional, dolorosa y terriblemente sombría. Dice Nosfe que esta peli es solemne y seria con el género como las de Murnau y esto es mucho decir y más viniendo de un ya muerto como Nosfe.


Así mismo, el guión es muy interesante pues en cierto momento nos abre una subtrama que lejos de rebajar la tensión de la trama principal, añade profundidad a ese gélido mundo de seres abandonados en el que la ausencia de la autoridad (no aparecen policías) no resulta inverosímil sino que remarca ese sentimiento de abandono y de desprotección que inunda todo el film.

En resumen:
Este film, basado en la novela homónima de Lindqvist (responsable del guión), mezcla un crudo realismo social con elementos sobrenaturales. Sin duda, un cocktail exótico que, aunque a priori puede parecer pelín indigesto, resulta ser delicioso y fascinante.

En el fondo se trata de una historia de amor extrañamente dulce a la par que sombría como pocas, como ninguna. Lo poético se mezcla con lo gore sin que nada chirríe. Un adolescente marginado y una niña vampiro, ¿puede haber historia de amor más hermosa? Lo dudo. Las pruebas de amor que ella le demuestra son de una dulzura extrema, desgarradora, dentro de esa atmósfera fría, siniestra, desangelada que impregna todo el film y que a mí me ha dejado con unas ganas locas de dejar entrar en mi mundo a la persona correcta y huir eternamente hacia ninguna parte.

DÉJAME ENTRAR (2008)
Dirección: Tomas Alfredson

Guión: John Ajvide Lindqvist

29 comentarios:

Clara dijo...

NOOOOO!! Te envidio totalmente, te vas de interrail! Yo quiero y espero hacerlo el año que viene.. pero nunca se sabe! Jo, pues ahi puedes si que puedes abrir tu puerta de par en par porque me han contado que es un ligoteo continuo..

En fin, no me voy a leer tu critica porque quiero ver la peli y eso de pelin spoiler no me mola nada. Pero.. te motivaste escribiendo ¿eh? que laaarrrga!

Besotes!

Jon R. R. dijo...

Ahora entiendo porqué ha estado tanto tiempo en el horno la crítica. Enhorabuena Guardián.
Yo la vi en la pasada Semana de Terror de Donosti y entre todos le dimos el premio del público al mejor largometraje, bien merecido (seguida muy de cerca por la cañera "Martyrs").
Un saludo.

Prometeo dijo...

Estoy con tu critica al cien por cien, a mi que me chiflan todo lo de vampiros (lo ultimo ha sido revisar el Nosferatu de Herzog y esta) desde el Lugosi a Lee, apsando por todos los unos y los otros.
Un fuerte abarzo.

Anónimo dijo...

Chaval esto es una reseña y lo demás son tonterias.
Muy inreresante, mucho mas de los q me parecio la pelicula.
palmadita para el chaval.
K. DICK

Anónimo dijo...

Por cierto, q no me entere yo q estas descuidando tus estudios.
K. Dick

Maax Headroom dijo...

Magnífico Guardián. Magnífico con mayúsculas.

Ya me gustaría leer cosas así en revistas de "pago"

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Pequeño guardián, q seria de ti sin el cine????. Leyendo lo q escribes y la música que pones... es todo cine!!!!!!!!!!!!!!!!!!
No me gustan las pelis de este genero pero despues de leer tu critica creo que debo verla.
BESINES para ti y para nosfe de
OLGA

El Guardián de la fila 8 dijo...

Querida CLARITA:
jajaja Pues supongo que sí que me motivé. Como no tengo a nadie al lado que me dé una colleja y me diga "para ya", pues yo sigo y sigo...
Ya nos contarás a Nosfe y a mí qué te ha parecido cuando la veas.
En cuanto a lo del interrail, seguro que mi amigo no parará de ligar pero yo lo dudo mucho ;)
El problema es que me hago el estrecho ;)))

Un abrazo desde el sofá azul con pantuflas,
El Guardián

P.D.: Te sienta bien el blanco y negro.

El Guardián de la fila 8 dijo...

Amigo JON:
Gracias por pasarte por aquí y por leerte mis chorradicas, maestro.
Tienes toda la razón, una peli estupenda.
Lo de mi parecido con Paul Newman era coña, claro ;)))
Un abrazo y mis respetos,
El Guardián

El Guardián de la fila 8 dijo...

Amigo PROMETEO:
Pues me honra que un cinéfilo de la leche como tú y experto en el género esté de acuerdo con mi comentario.
Un placer, como siempre, verte por aquí, amigo.
Un abrazo desde el sofá azul,
El Guardián

El Guardián de la fila 8 dijo...

Amigo y admirado escritor K. Dick:
Los estudios son el menor de mis problemas. Por ese lado, todo bien.
Gracias por leer mi larga crítica y por pasarte un rato por estos lares.
Un abrazo desde Ubik,
El Guardián

El Guardián de la fila 8 dijo...

Amigo MAAX:
Mil gracias, hombre.
No creo que en las revistas dejen a los críticos de verdad, esos serios y sesudos, contar sus desengaños amorosos y tonterías varias ;)))
Un abrazo desde el sofá azul,
El Guardián

El Guardián de la fila 8 dijo...

Querida OLGA:
Pues ya nos contarás qué te ha parecido cuando la veas.
Tienes toda la razón, sin el cine, no soy nada ;)
Un abrazo desde el No Mundo,
El Guardián

Jose Barriga dijo...

Muchas Gracias por el comentario, hasta ahora me topo con tu blog, y me ha encantado, no puedo creerme que tambien te guste la musica de Badalamenti (para mi el mejor compositor vivo), en mi blog realize hace algunos dias un conteo de las mejores partituras de la historia del cine, el puesto 1 es para STRAIGHT STORY.... Un saludo

El Guardián de la fila 8 dijo...

Amigo JOSE:
Me encanta Badalamenti, desde luego. Tiene un estilo inconfundible y delicioso. Cuando vi la peli me enamoré de esta canción.
Mil gracias por sentarte en el sofá azul.
Mis respetos,
El Guardián

Karen dijo...

hola guardian
como siempre muy buena tu reseña
la esperaba con ansias y es que desde que marina me platico de esta pelicula la queria ver con ansias. Me alegra que ya cierres el telon con la chica agorafobica, me alegra mucho.
la historia me parece interesante y lo del interrealy mejor aun espero te diviertas no olvides visitar Paris.

besos (ahora ya no importa la epidemia) a ti y a nosfe

kimera dijo...

Hola querido Guardián.
Lo de "pelín spoiler" era irónico, no?? ;)))
Realmente de la película lo que más me gusta es tu crítica.... La destripas de tal forma que no se puede mover un pelo en el film sin que sepas el porqué. Admiro tu capacidad de análisis. Reconozco que soy bastante más cortita. La película en sí me dejó fría. No me hizo demasiada gracia. Recordé por momentos a la pequeña vampira de "Entrevista con el vampiro" y esta última me resulta bastante más creíble. Me imagino estar atrapada en un cuerpo de 12 años y me parece terrible. Sin ser vampiro se debe alimentar un trauma bastante profundo, por eso no comprendo la actitud de esta vampira en concreto.
Besos

El Guardián de la fila 8 dijo...

Queridas KAREN y SK:
¡Cuánta ansia percibo en tu mensaje! ;))) Será por el encierro forzoso.
Mil gracias por leerte mi crítica.
Pues sí, creo que ya ha llegado la hora de correr un tupido velo...
Lo del interrail me hace bastante ilusión, la verdad. Un viaje sin las Chicas de oro será toda una novedad ;)
Me he quedado todos los besos para mí. He sido más rápido que el bueno de Nosfe. Es lo que tiene estar disecado, que te hace pelín lento ;)

Un abrazo desde el sofá azul,
El Guardián

El Guardián de la fila 8 dijo...

Querida KIMERA:
Gracias por tu comentario. Supongo que tendría que haber puesto "spoiler" de la leche, ¿no? Es que no tengo medida...
Sí, como dices, la vampira es un personaje complejo, desde luego. A mí me parece un personaje profundamente triste que anhela lo que no puedo tener.
Muchas gracias por leer mis chorradicas y enhorabuena por tu recién estrenado blog que Nosfe y yo hemos descubierto por casualidad.
Un abrazo desde el sofá azul,
Guardián, el destripador ;)))

Jesi dijo...

Hola Guardian!
Aun no leo toda tu reseña y no es por lo largo, sino por que hace un tiempo me la recomendaron y todavia no la he podido ver, asi que me gusta que las buenas pelis sean “sorpresa”, hablando de otras cosas me da mucho gusto por tu decisión de “dejar entrar” a alguien nuevo en tu vida, algún día me animare a tomarla también, auque aun la creo algo peligrosona.

Un abrazo... bueno dos, uno es para Nosfe.

P.D.: de este lado del “charco” Karen y Marina, no han parado de hablar de ti y el asunto de tu amiga, no entiendo ¿Por qué tanta felicidad?, a Karen se le a ocurrido la “rara” idea de ir a España…mmm me pregunto ¿Por qué?

El Guardián de la fila 8 dijo...

Querida JESI:
A mí tampoco me gusta leer sobre las pelis antes de verlas, para ir al cine "virgen" ;)))
jajaja no sabes cuánto me sorprende que haya chicas hablando de mí!!!!! No me lo puedo creer!!! Me suena a ciencia ficción, a Bradbury, como poco.
Estoy seguro de que a Karen y a SK les encantará España, aunque yo nunca me atrevería a conocerla/s en persona. Me resultaría imposible seguir escribiendo este blog si conociera a alguien en persona, ya no podría sincerarme y soltar mis chorradas libremente tal y como lo hago. Además, soy muy decepcionante en persona. El blog, como la tele, me engorda un poco pero en persona soy un tipo largirucho y desgarbado sin nada de gracia.
Un abrazo para ti, artista, y para el resto de amiguetes del otro lado del espejo ;)))
El Guardián con Nosfe leyendo todo lo que escribo, ¡maldito cotilla!

Zoetropo dijo...

Estimadisimo Guardian:
Tu reseña me dejo con unas ganas terribles de ver la pelicula, aunque tenga que recurrir a vias ilegales por la incomodidad de vivir en el subdesarrollo.
Sin embargo, es evidente que el color de la critica lo da la historia con la chica agorafobica... muy emocionante... snif...
Aunque la reseña me parece sobresaliente, disiento en una sola cosa (aunque no vi la pelicula... que mala fe la mia, jeje)El tema de la pubis lacerada, por lo que contas me sonaria mas a que esta aludiendo a algo asi como una sexualidad amputada, el hecho de que su pareja envejezca y ella no, el hecho de que ella sea siempre una impuber y que sea privada de los placeres sexuales (que se podria relacionar con los paceres terrenales en general, tomando en cuenta de la forma en que vive), aunque eso no le impida enamorarse, pero que aun sea doloroso. No se, es que me gustan las discusiones.
Nuevamente, te felicito por tu genial estilo, tendrian que existir mas niños prodigios como vos en las revistas de cine. Ya estoy esperando la proxima reseña!
Saludos,
Monica Vitti

El Guardián de la fila 8 dijo...

Mi querida Monica Vitti:
Me parece estupenda tu interpretación, la verdad. No voy a discutir porque me parece muy acertada. Esto es lo que buscaba yo, ¡ayuda! ¡Por Dios, soy sólo un pobre adolescente!
Cuando veas la peli, cuéntame al oído más reflexiones tuyas, ¿vale? ¡Seguro que podemos comentarla un buen rato e incluso discutir!
Ah, espero oirte con el fuerte ruido de viento gritándome al oído. No sé por qué asocio a Antonioni con el silbar del viento en una playa solitaria... Aysss, ¿por qué me haces decir estas chorradas?
Mil gracias por leer mis larguísimas reflexiones tontorronas y gracias por tu felicitación. ¡Eres un solete, aparte de una actriz enigmática!

¿No te animas con los panchitos? Estoy seguro de que has visto la peli que se esconde tras las pistillas.
Un abrazo con viento,
El Guardián

Alex3691 dijo...

Hola Guardian y Nosfe
(si es que leen este comentario por estar fuera de tiempo)
Acabo de ver la pelicula, hoy se me antojo ver algo, pero como no se me ocurria nada, cheque tus recomendaciones y decidi verla.(Por cierto que no lei el spoiler por que me parecia largo, pero ahora que vi la peli, lo lei completo y te dire que termine casi queriendo aplaudir) Y sabes que...
Me encanto esta peli, es tan triste, no hay felicidad en la pelicula, todo es gris y amargo. El chaval que vive como victima sin protección, la niña vampira sola, que es vieja y vive en el cuerpo de la niña. Todo es triste, no hay esperanzas.
Tambien la escena de la mujer (creo que es Virginia) que se vuelve vampiro y por el mismo dolor que siente, la duda de no saber que es... prefiere morir.
No... me encanto, no hubo ninguna sonrisa en mi cara. Pero el final... crei que iba a ser inconcluso, pero aunque el niño se quedaba junto a la niña y nose... (vivir juntos?) sigue sin terminar feliz. Ella seguira siendo una vampireza vieja y triste, sin esperanza. Y El sera su protector, pero seguira siendo debil.
Despues de ver la peli, me gustaria leer el libro, solo para Comparar.

Y termino diciento QUE BUENAS RESEÑAS!Sabes algo Guardian, me pongo de pie y te aplaudo.
Ya veo que para la proxima, aunque sea largo, si vale la pena.
Saludos a Nosfe (que por cierto en esta critica casi se me olvida)

El Guardián de la fila 8 dijo...

Amigo Alex:
Claro que leo los comentarios de la trastienda, lo que dudo es que tú te vuelvas a pasar por este rinconcillo (ya del pasado).
Muchas gracias por tu comentario.
Una estupenda peli, heladísima, dura y patética. Paradójicamente llena de vacío.
Me alegra que la hayas visto, ALEX.
A Nosfe no le ha gustada nada eso de que casi te olvidas de él. Me está mirando mal, como si yo tuviera la culpa... Me da miedo, ALEX.

Saludos desde el otro lado del espejo,
El Guardián

Anónimo dijo...

Te aclaro (si aún no ha llegado a tus oidos)lo de las cicatrices de la niña en los genitales:

Por lo visto, la niña en el libro no es una niña, sino un castrati (vamos, un eunuco)...
Sabiendo esto, puede unirse algún cabo que otro más, surgido espontáneamente al saberse tal hecho, como por ejemplo, el verdadero sentido de una simplona frase de la chupasangres: "NO SOY UNA NIÑA"
....en el momento le atribuimos automáticamente un matiz de "especie", pero puede estar revelando perfectamente el "género" de la bicha...
al fin y al cabo es lo que se supone entiende el chico pero nosotros, al oirlo, conocedores de su condición vampírica, desvirtuamos su significado y lo reconducimos para nuestra propia satisfacción, sentenciando equívocamente que le está tirando la indirecta de que es una vampira. Puede...pero puede que no.
En cualquier caso, al crío le da igual y se da el filete con quien haga falta, que para eso está el amor incondicional.. y así se lo hace saber.

ese y algún otro cabo los repasé el día del estreno en los primeros foros en que se comentó la película..

Por cierto....¿esa cara es la de una niña?...¿habéis oido su voz en versión original?...ah, por cierto, lo de Eli, viene de Elías!


saludos

El Guardián de la fila 8 dijo...

Hola, Anónimo:
La verdad es que tu forma de escribir me resulta muy familiar. Así que probablemente seas un anónimo conocido. ¿Por qué no desvelas tu identidad? A Nosfe se le pone el pelo de punta con los anónimos y ya no tiene edad para erizarse, el pobre.
En primer lugar, creo que un film, aunque sea una adaptación de una novela como en este caso, hay que entenderlo como una unidad en sí mismo. Es decir, en mi absurda opinión, no hay que buscar explicaciones en el libro puesto que el espectador debe entender lo que se le muestra y la información del libro que no ha entrado a formar parte del film ya no forma parte de la propia unidad, es ajena a lo que el director ha hecho. ¿Qué opinas tú, anónimo?

La ambigüedad sexual queda clara y se hace patente desde el inicio. Desde luego, no es una niña al uso, aunque tampoco me parece un niño. Es un híbrido. Su voz, así mismo, tampoco me pareció propia de una niña, ni de un niño. Es una mezcla inquietante.

El doble juego de "no soy una niña"
queda claro pues esa sexualidad sin definir es muy patente y entronca además con el imaginario de lo vampírico, sin necesidad de buscar explicaciones en el libro, viendo lo que el film nos sugiere como unidad.

Un placer verte por la trastienda del sofá azul y gracias por dejar un comentario, anónimo.

El Guardián

V. vulnerable dijo...

Guardián,

Con Déjame entrar me pasó algo bonito y frustrante a la vez: me quedé con ganas de más. Unas ganas que no se pasan viéndola más veces porque cuanto más la ves, más ganas tienes.

Es como si fuera una preciosa historia inacabada, tal vez como el amor mismo. Decía el poeta: ¿Serás amor un largo adiós que no se acaba?

Supongo que entrar es sólo el principio.

V.

PD: Se te echa de menos aquí atrás, mientras sigue haciendo frío y llueve.

El Guardián dijo...

Mi querida V.:
Yo siempre estoy en la trastienda, lo que pasa es que a veces estoy tan mustio que me quedo callado en la oscuridad.
Es la mejor peli del año pasado, una rareza, todo un hallazgo.

Esto está lleno de goteras, V., te prometo que las arreglaré algún día.

Un abrazo desde la oscuridad,
El Guardián

Related Posts with Thumbnails