23 junio, 2008

DONNIE DARKO (Sesión de cine en el pequeño mundo de mi amiga agorafóbica)





De otros mundos, conejos y hámsters






El sábado fue mi primer día de curro en plan serio. Sí, el primero de mi vida. La cosa no fue mal del todo. Bueno, sólo hubo un momento en que “me paniqué”. Fue cuando una mujer con un moño, que parecía una ensaimada mallorquina, me preguntó por “Las runas” (ni puñetera idea de qué diablos me estaba hablando, claro). Maggie, la dueña de la tienda y unas de Las chicas de oro, se estaba fumando “un cigarrillo” en la trastienda y me había dado instrucciones muy precisas de no molestarla. Así que puse cara de tipo serio y le dije a la señora de la ensaimada en la cabeza que se nos habían acabado todas las runas, que estábamos “arrunados” (sí, a veces suelto chistes realmente penosos. Sobre todo, cuando no sé qué decir. Así me va con las chicas, claro). Total que no sé muy bien si lo que le molestó fue el chiste lamentable o que la llamara de usted (me he dado cuenta de que esto no les mola nada a las mujeres). El caso es que me pidió una hoja de reclamaciones. El primer día de curro pintaba glorioso. Por suerte, Maggie apareció justo a tiempo, sonriente y feliz como salida de un cuento de hadas psicotrópico. La hoja de reclamaciones acabó en la papelera y Maggie invitó a la señora de la ensaimada a una sesión en la trastienda aquella misma noche. Aún no sé muy bien de qué van esas sesiones pero me temo que es algo de espiritismo. El marido de Maggie se ahorcó allí, en la trastienda. ¡Pobre hombre, seguro que ni en el Más Allá le dejan en paz! Por cierto, no sé si os lo he contado, pero la mayoría de los maridos de Las chicas de oro o están muertos o han desaparecido (como mi padre).

A mi amiga agorafóbica le encanta que le suelte estos rollos sobre mi vida “en el mundo exterior”. Incluso las cosas más chorras le parecen interesantes. Hacía casi 2 meses que no iba a verla. No sé, a veces no me apetece. Es que me da pena verla ahí dentro, encerrada en su lujosa casa. Me recuerda a un hámster en su jaula. Sólo que mi amiga tiene una sala de proyección espectacular en su casa. ¡Jo, es la mejor sala de cine que conozco con diferencia! (Lo único malo es el olor a lejía, pero al cabo de un rato ya ni lo notas).

Dejé que el sábado ella escogiera la peli y, después de relatarle todo sobre mi primer día de curro, le dije:

-Bueno, ahora cuéntame tú algo.

Entonces ella se levantó y me trajo la carátula de la peli que íbamos a ver: “Donnie Darko”.

-Hablaremos después de la peli, me dijo.

Ella es muy así, pelín críptica. No sé, de pocas palabras.

¡Y ya lo creo que hablamos después de la peli! A los dos nos encantó. Claro que, siendo el prota un adolescente problemático, ya tenía muchos puntos.

Sinopsis va sinopsis viene: Donnald, o Donnie para los amiguetes, es un chaval que escapa a la muerte de forma milagroso (un motor de avión salido de quién sabe dónde destroza su dormitorio). A partir de ese momento, Donnie (que ya era un joven con cierto desequilibrio emocional, pues sabemos que se está medicando y que va a terapia) comienza a tener alucinaciones y a descubrir una especie de realidad paralela (por llamarlo de algún modo) que él interpreta vinculada a los viajes en el tiempo.

Como en todas las películas en que vemos a través de los ojos de un personaje que tiene problemas mentales se abre inmediatamente un amplio abanico de interpretaciones, ya que es cierto que todo es explicable desde el prisma de la propia esquizofrenia pero hay más interpretaciones posibles. Frank (el tipo con la máscara de conejo) aparece como una clara alucinación visual y auditiva que le dice al prota lo que tiene que hacer. Vamos, un caso de esquizofrenia de manual de psiquiatría. Así pues, uno puede pensar que todo es fruto de una mente enferma o aventurarse con interpretaciones más alentadoras y fantásticas. Sin embargo, lo mejor de la película es dejarse llevar, más que sacar conclusiones, fantasear y viajar un rato por una atmósfera inquietante y sorprendente.


Por cierto, como he dicho, el prota va a UNA psiquiatra (que resulta que es la hija de la Sra. Robinson. Sí, la de “El graduado”, la guapísima Katharine Ross. Es una curiosidad que me ha venido a la cabeza. No sé por qué tengo este estúpido don para reconocer a la gente). Ojalá yo también tuviera a una psiquiatra ¡y no a ese maldito gordo!

Bueno, el caso es que el "personaje oráculo" que le cuenta a Donnie lo que debe hacer y lo que va a ocurrir es un conejo gigante (quizás un homenaje a aquella estupenda película protagonizada por James Stewart titulada “Harvey”) que va vertebrando la trama y que cada vez tiene más peso en la vida de Donnie. Toda esta trama paranoica se va alternando con una realidad aberrante de culto al cuerpo, de superficialidad y de telepredicadores a la que el protagonista hace frente, mientras el resto de personajes (en mayor o menor grado) parecen dejarse arrastrar por la espiral de frivolidad. Eso, claro, nos hace empatizar con el prota, pero quizás diluye la trama principal.

De algún modo, es una película que sugiere, que hipnotiza, que crea una atmósfera en la que el espectador fantasea y huye en cierto modo. Sin embargo, no se trata de un guión redondo ni de coña. En mi absurda opinión, es una peli muy irregular y creo que no tiene una definición clara de hacia dónde quiere ir. Pero es una película interesante en su conjunto por ser sorprendente y poco común, por su atmósfera, por su extraña mezcla de elementos. Así mismo, tiene unos diálogos estupendos que no son los típicos diálogos llenos de lugares comunes que hacen empeorar mi acné, sino diálogos que suenan a algo diferente.

En fin, que mi amiga agorafóbica y yo huimos de nuestros respectivos mundos interiores y asfixiantes durante un rato y eso, la verdad, es de agradecer porque todos somos un poco hámsters, ¿no?

Título: Donnie Darko (2001)
Director: Richard Kelly
Guión: El alter ego del bueno de Kelly

12 comentarios:

Chú dijo...

A mi me encanta la peli.
Creo que nunca he llegado a entenderla del todo, pero me encantó.
Genial.
Genial.
Genial.

Tengo que volver a verla.

Un saludo.

prometeo dijo...

Pelicula extraña, un poco dificil pues cada uno la interpreta segun le salga y sus cirscuntancia. Disfruté de ella y de una segunda vision.
Un abarzo.

El Guardián dijo...

Hola, Chú.
Sí, es una peli alucinante.
Qué bien que hayas vuelto por aquí.
Nosfe está saltando de alegría. Bueno, es un decir, claro.

Un abrazo desde el rincón esotérico.

El Guardián dijo...

¡Hola, Prometeo!
¿Por qué no te miras el juego de pistas y adivinas la peli?
Ah, lo mismo te digo a ti, Chú.
Ya tengo bastante con estar en este puñetero agujero paranormal. ¡Adivinad la peli, tened compasión!

Como siempre, mil gracias por pasarte por aquí, Prometeo.

Anónimo dijo...

Excepcional crítica. Me enganchan y espero con ansia las próximas.
Félix.

El Guardián dijo...

¡Toma adjetivo, Félix! Vamos, eso me ha llegado al corazón como el pisotón con tacón de aguja de una soprano de 140 kilos.
Félix, te invito a panchitos, galletitas y te vendo mi alma.

RBK dijo...

Vaya la primera vez que entro y ya m encuentro una de mis peliculas favoritas y gran desconocida. Es fantástic!!, pero según mi opión aquello que comentas de "no tiene una definición clara de hacia donde quiere ir" es precisamente para crear ese amiente de confusión y paranoia en toda la película, para que cuando termines de verla te estés comiendo la cabeza para saber qué es lo que quiere transmitir exactamente. Según mi opinión y siguiendo un argumento lógico, si director y guionistas son lo sufucientemente inteligentes como para crear una atmósfera enfermiza de tal calibre lo son para saber que su argumento no se acopla a ningún camino... no?? X cierto, Jake Gyllenhaal for president.
SALUDOOOOS

Chú dijo...

Cuando acabe los exámenes prometo jugar a lo de las pistas...de momento, solo puedo hacer visitas rápidas y esporádicas.

Besitos a los dos.

El Guardián dijo...

Querida RBK:
Muchas gracias por pasarte por aquí y dejar tu comentario.
Nosfe me comenta que quiere hablar contigo en privado. No sé qué habrás hecho. ¿Le has pisado la cola? La verdad es que no creo que tenga sensibilidad en ninguna parte de su cuerpo pero él vive de la ilusión.
Mis respetillos desde el No Mundo.

El Guardián dijo...

Chú:
Nosfe y yo desesperaremos pacientemente hasta que termines los exámenes y te sientes un rato en el sofá azul con nosotros.

Un abrazo desde el No Mundo.

Clara dijo...

Jolin, pues no veas lo que me he reido yo con lo de "arrunados" es totalmente una gracia mia, aunque la verdad es que eso no es muy bueno.. nadie se rie nunca de mis gracias excepto mi padre que pertenece al mundillo del humor extraño tambien.


A mi la peli me molo, lo que pude entender claro. Pero.. el conejo asesino me trastorno, vuelvo a mi mieditis aguda.

V. enVidiosa dijo...

Qué tranquilito está esto cuando no sacas galletitas y cuando estás horneando... ¡Da gusto!

Qué manía tenemos todos intendando explicarnos las cosas, los cuadros, los sentimientos, ¡¡las pelis!!Creo que es un rasgo muy humano, por otra parte. Quizá sea esta una peli de las que disfrutamos más después precisamente por eso.

Ahora mismo estoy viajando en el tiempo: Escribo un 25 de Marzo de 2009 al 23 de Junio de 2008. Podría avisar al guardian de entonces de muchas cosas... Inquietante, cuanto menos.

¿Qué pasará cuando te alcance? ¿Una paradoja temporal? ¿Desapareceré? ¿Desaparecerá Nosfe tragado por un agujero negro? (no! no me arañes, es sólo un ejemplo) Paradoja en la que incurren fatalmente, en mi opinión, en la peli y que si quieres comentamos en otra ocasión, por si alguien no la ha visto todavía. Aún así pasé un buen rato.

Y puestos a reconocer, reconocí a la presidenta de Galáctica (tampoco es que fuera muy difícil, ahí estaba, en pie con el puño en alto), y aunque me pareció leer que no ves mucha tele, creo que esa serie merecería un huquecitito, aunque sea pequeño, entre tanta pantalla grande.

¡Qué grandeza de moño, de trastienda, de Maggie y sus cigarrillos y de conversación sobre las runas (o la ausencia de ellas)! ¡Y qué envidia, de nuevo, la sala de cine de tu amiga!

V.

PD: La verdad es que tanta tranquilidad me recuerda eso de "Me gusta cuando callas, porque estás como ausente..." que decía aquel. "Aunque me da penita hablar sola" añado yo.

Related Posts with Thumbnails