11 febrero, 2009

LA DUDA


Una huida por tierra de sombras y, de vuelta, un cara a cara con la Santa Inquisición

El sábado pasado protagonicé una exhibición de escapismo espectacular. Conseguí burlar la guardia de las Chicas de Oro ante mi dormitorio y me piré al cine. Estaba ya harto de estar metido en la cama y tenía un mono terrible de cine. ¡Jo, qué tristeza estar tantos días sin ir al cine! Hay que ver lo mohína que se vuelve la vida sin, al menos, una sesión de ficción en vena (en pantalla grande y en versión original) a la semana.

Aunque aún estaba pelín febril, tenía bien claro qué peli iba a ver. Un estreno que esperaba casi tanto como el día en que me despierte y, por fin, no tenga acné. “La duda” (Doubt) era para mí un estreno muy esperado porque Meryl Streep y Philip Seymour Hoffman son, en mi opinioncilla, dos grandísimos actores y verlos en un mano a mano con un texto excelente, que obtuvo en su versión teatral un Pulitzer y un Tony, es simplemente algo genial.

Sinopsis va sinopsis viene: este film narra el pulso entre la hermana Aloysius (Meryl Streep), directora de un colegio religioso y quien confía en la disciplina y el miedo para ejercer su cargo, y el sacerdote del centro, el padre Brendan (el bueno de Seymour Hoffman), quien simboliza la parte progresista de la iglesia, con un nuevo enfoque más cercano y quien, a su vez, se convertirá en sospechoso de abusar sexualmente del primer alumno negro de la escuela. En este enfrentamiento participarán la hermana James, quien siembra la duda, y la madre del chico negro, quien da otra vuelta de tuerca a este tablero de complejos personajes llenos de claros y sombras.

Nada más empezar el film, ya se nos sitúa en la época en la que nos encontramos. A través del sermón del Padre Brendan sobre, cómo no, “la duda” se nos sitúa en el año 1964 mediante una referencia al asesinato de Kennedy. Esto parece una chorrada que lo diga pero es uno de esos pequeños detalles que te hacen ver cuando una peli o un texto es bueno y cuando no. Recuerdo que en la peli “Bella” no supe si estaba en los años 50 o en los 80 o en los 90 hasta bien avanzada la peli y todo debido a unos detalles mal elegidos que resultaban confusos y no aportaban nada. Pues bien, de un modo perfectamente integrado en el discurso, se nos sitúa temporalmente, se nos presenta al personaje y a la vez se nos plantea el tema central del film ¿Alguien da más?

En general, la presentación de todos los personajes es algo así como brillante. Se trata de una presentación sutil y pensada. Perfecta, vamos. Además, cada pequeño detalle aporta alguna información sobre los personajes. Todo tiene un porqué, se dejan caer detalles que luego tendrán su importancia, nada es gratuito. Aunque es cierto que a veces ese porqué acaba provocándote más incertidumbre porque este film siembra una constante duda en el espectador. Estamos ante un cambio de prisma constante porque el texto se mueve en la ambigüedad, en el terreno de aquello que no se niega pero tampoco se prueba, en ese rincón oscuro donde se esconden las medias verdades, las sombras.


Así mismo, la obra se enmarca en una época de cambios, cambios como la entrada del primer alumno negro o como el choque de las dos iglesias (la tradicional y más estricta y la nueva iglesia más progresista y cercana). Este momento de cambio se materializa en el viento, que es casi un personaje en el film. Un viento que azota, que está al acecho, que aparece atormentando a la hermana Aloysius. Ese molesto viento que tira los papeles de su despacho (la ventana del despacho que siempre se encuentra abierta aunque ella la cierra cada vez que entra) y pone patas arriba todo el orden establecido, su orden, en el que ella cree. El mundo tal y como ella cree que debe ser se tambalea, todo vuela por los aires, todo cambia de forma amenazadora.

Hay una secuencia que me apetece mucho destacar porque creo que muestra la profundidad, la belleza y la sutileza de un guión excelente. Se trata de la secuencia en que la hermana Aloysius invita a su despacho al padre Brendan y a la hermana James. La excusa es el repertorio de canciones de Navidad que van a interpretar los alumnos pero detrás hay otro motivo para ese encuentro. En esa secuencia en que los tres personajes se reunen alrededor de la mesa de la hermana Aloysius para tomar té no hay gesto ni detalle gratuito. Es una secuencia brillante en la que los tres personajes realizan una especie de coreografía alrededor de esa mesa. Lo que se dice se acompaña de gestos, de cambios de posición, de movimientos que crean tensión más allá del diálogo. El padre Brendan se sienta en la silla de la directora del colegio, ella busca el azúcar, él baja la persiana y ella la vuelve a subir y luego ella se sienta en su silla. Es un pulso constante no sólo con las palabras sino con todo lo que está a su alrededor. La puerta entreabierta según las normas de antaño, las tazas de té, el azúcar, la persiana, el teléfono son objetos cotidianos que se utilizan para llevar la tensión dramática al máximo. Es una secuencia magistral, una de esas en las que se dice mucho y no sólo con palabras.


El guión, por si no lo he dejado claro, es estupendo. Esta es una historia de gran profundidad repleta de sutiles matices. Además, es interesante ver cómo se juega con la tensión dramática de un modo muy inteligente y cómo se huye del efectismo. Asistimos a un continuo tira y afloja, a una vuelta de tuerca tras otra. La dirección, en mi absurda opinión, no huye de su esencia teatral y se adecua con precisión a las necesidades del texto. Es, por tanto, un film redondo en el que todo está enfocado a sacar el máximo partido a la historia, todo está en pro de la madurez y sutileza de un guión que insinúa con brillantez más de lo que dice.


El director y guionista John Patrick Shanley juega con nosotros y nos hace replantearnos la situación constantemente y replantearnos las ideas preconcebidas que ya tenemos pues se parte de arquetipos. Se va profundizando en esos personajes inicialmente estereotipados para llegar a un lugar enfangado donde sopla el viento y donde es difícil ver nada con claridad.

Esta es, como ya he dicho, una película redonda porque juega con los elementos necesarios, ni más ni menos. Es una historia de cuatro paredes y sobran encuadres rebuscados o alardes técnicos. Es una historia de personajes y es en los pequeños detalles en los que se deja ver la grandeza del guión, que creo que se ha llevado con buen criterio a la gran pantalla, y la profundidad de un tema que no es blanco ni negro sino que se mueve, como todo lo que quiere abordarse de una forma madura, en el terreno de las sombras, de las dudas.

Lo último que quiero decir sobre esta grandísima pequeña película es que, aparte del espectacular y contenido duelo entre Streep y Seymour Hoffman, no tiene desperdicio la interpretación de la angelical Amy Adams y la breve pero desgarradora interpretación de Viola Davis (la madre de Donald Miller).

Cuando volví a casa después de mi espectacular fuga, la Santa Inquisición al completo me esperaba en casa. La verdad, no fue agradable la regañina coral que tuve que aguantar de Las Chicas de Oro. Más que nada porque al terminar ese maravilloso film y durante el camino de vuelta a casa ya empecé a notar que la fiebre volvía a hacer estragos y que la cabeza estaba a punto de estallarme, pero mereció la pena mi huida. Eso, sin ninguna duda.

DOUBT (2008)
Dirección: John Patrick Shanley
Guión: John Patrick Shanley

12 comentarios:

Prometeo dijo...

Me la apunto, aunque estaba huyendo de ella por los anuncios...me apuntare a verla seguramente hoy por la tarde. Un abarzo y muy buena critica, te vas soltando y se nota y agardece.

Anónimo dijo...

Hola: soy anna y aunque hace tiempo que no escribía por motivos personales quiero dejar mi opinión sobre esta película. Dejando a parte mi "odio" personal a Meryl Streep debo decir que es la película en la que más me ha gustado si bien no deja de verse esa actriz de la que siempre acabo huyendo por su apariencia rígida y estricta que me pone enferma sólo mirarla a la cara. Pero yendo a la película, me gustó, si bien no la encumbraría a mis favoritas ni si quiera la volvería a ver. Me gusta más el trabajo de él que considero que lo borda y a pesar de que es lenta, no aburre. Tiene un buen ritmo. La duda es el título perfecto porque no sólo dudan los personajes, todos absolutamente todos, sino que dudas tú, y sales de la sala evidentemente con la duda. Cada cual que escoja la opción que desee, pero esa opción, la cambiará al poco porque siempre acabas dudando.

Unamás dijo...

Hola!, después de ver la peli, admito q me hubiese gustado leer el libro primero, ahora ya no será lo mismo. La peli me pareció estupenda, con Meryl como siempre, fantástica,y el cura más, si cabe.Los peros se los pongo al final...no hay derecho, yo ya no tenía ninguna duda, y me aparece la monja con esa reacción(la peor interpretación de Meryl)...de todas formas yo sigo en mis trece. Se merece un oscar a la fotografía. Por cierto, lo del viento...me ha gustado, no había caido.La escena de la mesa, enervante, y la madre del chico increible...es alucinante como con tan pocas frases diga tanto del personaje, de su familia, de la época...me encantó.
bueno, hasta otra.

Jon R. R. dijo...

Hola, acabo de descubrir este blog de rebote (como suele ocurrir con los blogs) y me ha gustado. Si no te importa, te pongo un enlace en el mío, ¿vale?

El mío (donde encontrarás mucho contenido de cine aunque también hay más cosas y temáticas), por si te quieres pasar y/o enlazarme también (a tu gusto!) es:

http://atxiflar.blogspot.com

Respecto a "La duda" debo decir que me pareció excesivamente teatral, que me parecieron 4 actuaciones simplemente magistrales (Meryl Streep inmensa, sólo con mover los ojos, sin exagerar, ya transmite muchísimo) y un guión estupendo. Aunque como digo, se nota mucho que está basada en una obra de teatro.

El Guardián dijo...

Amigo Prometeo:
Antes que nada, mil gracias por el link que me has puesto ;) Me hinché como un pez globo al verlo ;)
¿Has visto ya LA DUDA?
¿Qué te ha parecido? Me alegra que te gustara la chorradica que he escrito sobre la peli. A veces me pregunto qué leches hago escribiendo un blog...

Maestro, un abrazo desde el sofá azul,
El Guardián

El Guardián dijo...

Querida ANNA:
Qué bien volver a verte por estos lares. Espero que esta ausencia tuya no se haya debido a NOSFE y ese tufillo raro que desprende ;)

Vaya, es curioso lo de tu odio hacia la Streep, aunque no eres la primera persona que me lo dice. A mí personalmente me parece una actric fabulosa y, además, una persona muy cercana y nada diva absurda.
Seymour Hoffman es estupendo, totalmente de acuerdo.
Dime, Anna, ¿te ha hecho algo Nosfe? Cuéntamelo y lo soluciono rápido. Estoy intrigado.
Espero volver a verte pronto, Anna.
Un abrazo intrigado desde el sofá azul,
El Guardián

El Guardián dijo...

Querida No Unamás:
Como siempre coincidimos ;) Por mucho que te resistas, somos almas gemelas. Sé que lo único que nos separa es mi acné ;)
Es una peli fabulosa, disfruté un montón con cada secuencia, cada detalle. ¡Estupenda!
Un abrazo tonto desde el sofá azul,
El Guardián

El Guardián dijo...

Jon R.R.:
Bienvenido a este rincón del No Mundo. Me alegra que Casualidad te trajera hasta aquí. Es una chica muy maja ;)

Será un honor que me pongas un link. Me han encantado tus blogs. Aunque la página de TXiflar no se me carga bien ¿?

En cuanto a LA DUDA, tienes toda la razón, son 4 interpretaciones brillantes.
Para mí ese sabor teatral es muy adecuado para la historia. Creo que se ajusta a las necesidades de lo que se cuenta. Pero, claro, es sólo mi absurda opinioncilla.

Amigo Jon, tienes un lugar reservado en el sofá azul siempre que quieras.

Un abrazo desde el No Mundo,
El Guardián

Anónimo dijo...

Hola Guardian:

jajjaa, gracias por la "rebienvenida" y tranquilo que Nosfe no me ha hecho nada...han sido motivos personales los que me han tenido alejada. Y es que yo también tengo una chica de oro en casa, y digamos que ha estado un poquito "achuchada" en el último tiempo. Así que no me quedaba tiempo para escribir, ni para mucho. Ahora que las cosas se arreglan puedo empezar a rehacer un poquito las cosas...
Besos

El Guardián dijo...

Querida Anna:
Me alegra que vuelvas a tener tiempo para sentarte en el sofá azul y acariciarle el mentón a Nosfe.
Un abrazo desde este pequeño rincón del No Mundo,
El Guardián

El Guardián de la fila 8 dijo...

Querida V de Vendetta:
¿Has llegado hasta aquí?
Ya casi no nos queda trastienda. Esto me recuerda a la peli "Olvídate de mí" cuando ya apenas hay sitio en los recuerdos donde esconderse...
Quería darte las gracias por tu constancia. Me sorprende que no te hayas cansado de este adolescente y su gato disecado.

Un abrazo desde el pequeño trocito de trastienda que queda.
El Guardián

V. de verdad dijo...

He llegado tarde al encuentro con la Duda, y con la nota que me esperaba de tu parte. La verdad es que ya amarillea, desde el 23 de junio, pero me la guardo igual, como he hecho con todas.

Yo no hablo inglés, y claro, no lo entiendo. Normalmente me conformo con esta condición mía de monoglotía (creo que me he inventado esta palabra) pero al ver esta película doblada me reconcomía por dentro la imposibilidad de escucharla en su grabación original. ¡Qué afortunado, guardian!

Por momentos, mientras la veía, tenía la sensación de estar viendo una genial obra de teatro, que me encanta (este mes iré a ver La vida es sueño, ¡qué ganas!). He leido ahí arriba que esto lo destacaban como algo negativo, sin embargo, a mi me soprendió gratamente.

Y desde entonces ando recomendándola a todo el mundo, que no me hará ni caso, como siempre. ¡Ellos se lo pierden!

V.

Related Posts with Thumbnails