11 marzo, 2009

GRAN TORINO (pelín "spoiler")

Buscando un sitio para las herramientas, el encendedor y el Ford setentero.

Cuando tenía 5 años mi padre se largó de casa, fue un viernes por la tarde. Me dio un beso en la frente y me guiñó un ojo. Por aquel entonces yo no sabía que aquel iba a ser el último beso en la frente que me iba a dar mi padre, pero lo fue y desde entonces en mi vida no hay referente masculino. Las Chicas de Oro, Nosfe (que la palmó una semana después de la fuga de mi padre y acabó disecado porque yo no quería perderle y me negué a enterrarlo) y yo. Sí, ése es mi mundo y no me quejo. Bueno, un poco sí que me quejo, aunque sin razón. Maggie (la Chica de Oro inglesa-esotérica) es un solete y mi madre, aunque sigue sobreactuando y no ha superado su "glorioso" pasado de niña prodigio, hace lo que puede conmigo y yo se lo agradezco, en serio, pero… ¡cuánto me gustaría que apareciera en mi vida un Walt Kowalski! Alguien que me enseñara a convertirme en un tipo duro, a decir tacos de hombre y a gruñir. No sé, supongo que envidio al chaval de la peli. Ojalá alguien me diera las herramientas para defenderme de los macarras del insti, triunfar con las chicas y dejar de ser un adolescente desgarbado, solitario y con acné (porque los tipos duros no tienen acné, eso es así).

En fin, voy a dejar de hablar de mi lamentable vida y voy a hablar de algo que sí merece la pena, y mucho, como es la estupenda “GRAN TORINO”.

Sinopsis va sinopsis viene: Walt Kowalski (el gran Clint Eastwood, claro) es un veterano de la guerra de Corea y jubilado del sector del automóvil. Tras la muerte de su mujer y sin apenas vínculo con sus dos hijos, se queda solo con su perro (¿o es perra? Ahora no me acuerdo, pero es un encanto) y su más preciado tesoro: un Ford Gran Torino del 72. Este tipo malhablado, racista y muy gruñón (me encantan los gruñidos de Eastwood) se verá obligado a enfrentarse a sus prejuicios ante la llegada de unos vecinos de la etnia hmong con los que entablará una relación, muy a su pesar, que lo cambiará todo.


“Gran Torino” es una película concebida con los medios justos, sin grandes alardes, ni ambiciones pero directa como un derechazo (pero uno bien dado, no uno torpe de esos que te dan de refilón). La interpretación de Clint Eastwood es seca, precisa, desprovista de las exageraciones y los tics sobreactuados (de los que mi madre abusó durante su corta y lamentable carrera) que tanto se estilan ahora y así es también la esencia de esta película: simple, dura y, a la vez, conmovedora, llena de verdad y de una extraña y triste belleza (en parte por la aparente simplicidad de la propuesta y de los personajes) porque en este film todo se convierte en metáfora. Esta es una de esas pelis en las que todos los detalles quedan unidos y van cobrando profundidad, se van cargando de simbolismo, porque se trata de una peli redonda.

Sin embargo, aunque creo que es una peli redonda, en mi absurda opinión, no es la mejor de Eastwood (como director), pero sí es una película que juega con las herramientas adecuadas para enganchar al espectador y hacer que ría y se emocione de la mano de un entrañable gruñón. Una de esas pelis en las que no te giras para mirar a los lados porque te atrapa desde la primera y gloriosa secuencia de presentación de personajes. La cara de Eastwood es un poema desde el principio. ¡Qué diablos, es un puñetero haiku! Transmite y conmueve con suma simplicidad.



El desarraigo

Como en todo buen guión (porque no hay que olvidar que una buena peli siempre se apoya en un buen guión), los elementos que se muestran tienen importancia y nada queda en simple anécdota.

Así pues, en este film todo gira en torno a un tema de fondo, el desarraigo. Por ejemplo, la nieta-monstruo materialista nos sirve para introducir el elemento clave, el “Gran Torino”, pero no sólo para ello. El film nos muestra un crudo retrato familiar que tendrá como colofón el cierre escalofriante en torno al coche. ¿Y qué es en realidad ese coche? Es una vieja reliquia de otra época, de un momento en el que la gente llevaba coches americanos. Es un anacronismo y, por ello, es en sí mismo una metáfora del propio personaje que Eastwood interpreta y, a su vez, de forma extensiva se convierte en metáfora de todo lo que en este film se trata. Puesto que, en mi absurda opinión, en este film todos están fuera de lugar o, peor aún, son desarraigados, no tienen ningún lugar, no pertenecen a ningún sitio.

Desde el desarraigo podemos entender el personaje de Walt Kowalski: un blanco en un barrio en el que ya sólo viven inmigrantes. Así mismo, su coche es una vieja reliquia americana de los años 70 en un mundo de modernos coches japoneses. Sus vecinos hmong son una etnia sin lugar al que volver y extranjeros en todas partes. Por último, incluso la banda causante del conflicto que vertebra la trama principal son también desarraigados.

Así pues, en mi absurda opinión, el tema de fondo del film es el desarraigo y, cómo no, el McGuffin en torno al que se monta la historia, que destila por todas partes ese tema de fondo, es el Gran Torino.


¿Por qué "Gran Torino"?

Si bien el éxito del film tiene casi todo su peso en el papel encarnado por Eastwood (no puedo imaginar a Kowalski con otro rostro), la historia se vertebra de forma muy clara sobre un elemento, sobre un objeto. Estoy hablando, claro, del Ford Gran Torino. Quiero detenerme en mostrar todas las funciones que cumple este elemento en el transcurso de la historia. ¡Si esto no es sacar provecho de un elemento, yo soy un sex symbol!

Funciones del "Gran Torino" (no en vano da título al film): Sirve para presentar a la nieta materialista (es decir, el conflicto familiar) y cerrará, asimismo, el desalentador retrato de familia. Sirve para vertebrar la trama con la banda de macarrillas y, a su vez, es el tesoro que todos quieren tener y que el aprendiz de tipo duro (Thao) intenta robar (primer encuentro entre maestro y aprendiz y, por cierto, ¡encuentro desafortunado donde los haya!). Esto da pie a un inicio de relación que irá evolucionando de la confrontación (porque el conflicto es básico para crear interés) a la amistad. Siempre tiene que haber un buen conflicto para que la evolución de una relación sea interesante. Finalmente, el coche será el legado del protagonista (el maestro) para el aprendiz de tipo duro, para el chaval que ha heredado las herramientas para construirse un lugar en el mundo.
A veces me pregunto por qué me da por escribir tantas chorradas pero es que me pongo y no hay quién me frene. Será que sólo tengo a Nosfe a mí lado y eso es casi como estar solo. En fin, como no tengo un vecino gruñón que me suelte a la cara cuatro verdades pues aquí sigo, a lo mío, a lo tonto.

Por cierto, si antes he dicho que el conflicto es básico para crear interés en el espectador, está claro que aquí el prota tiene además, desde el inicio, un conflicto interior de la leche.

El conflicto interior de la leche del amigo Kowalski (también llamado Señor Kowalski, Walt o Wally)


¿Por qué se inicia el film en el funeral de Dorothy? Es un punto de partida importante para el prota porque nos sirve para presentar el entorno familiar y, a la vez, el conflicto interior del prota, que después de la muerte de su esposa ya no tiene nada que perder. Al morir su mujer se evidencia su desarraigo, su soledad y ése es el punto de partida de la historia, ahí está el arranque. Hay que saber escoger el momento justo para empezar y para terminar una historia y siempre deben ser puntos altos (el de inicio de conflicto y el de resolución). En las malas pelis se empeñan en contar toda la puñetera vida de los personajes en vez de escoger lo que realmente hay que contar, lo esencial. En cambio, en las buenas pelis, como ésta, se selecciona dónde arrancar y qué mostrar.


Siguiendo con el conflicto interior, el prota encontrará en un vecino desamparado (mi clon hmong) una forma de expiar su sentimiento de culpa (por actos que le atormentan de su pasado y por no haber conseguido ser un buen padre para sus hijos). Walt le dará a este joven las herramientas para defenderse en el mundo. Ay, cómo me identifico con el personaje de Bee Vang (muy muy bien interpretado y sé de lo que hablo), ese torpe, callado y solitario Thao. Proteger a este chico y a su hermana se convertirá en el objetivo, en la última misión épica de este arrugado good bad boy en un mundo al que ya no le ata nada, en el que ya no tiene cabida. Saldrá luchando, haciendo lo que cree que debe hacer. Así, optará por una solución que es totalmente verosímil, aunque no por ello deje de sobrecogernos o sorprendernos (no olvidemos que su último gesto lo ha hecho varias veces durante la película, sabíamos que ese encendedor tendría un triste papel clave y además contábamos con la información sobre su enfermedad). Un the end épico para un personaje que ni en su testamento deja de decir lo que piensa y de la forma en la que lo piensa, con esos gruñidos que esconden una visión triste y desgarradora oculta en tacos y humo de tabaco.

Lanzamiento a discreción de parabienes y algún “pero”:
En fin, como he dicho, ésta es una película de esas que te agarran y te hacen sentir. El bueno de Eastwood conecta con el espectador desde la primera secuencia, desde su primera mirada con el ceño fruncido, desde el primer gruñido, pero no es una obra maestra. Es una peli buena, muy correcta, con un gran Eastwood, unos estupendos diálogos y, sobre todo, un estupendo manejo de los elementos y una adecuación perfecta de la dirección a las necesidades de la historia. Una historia con un humor corrosivo (políticamente muy incorrecto, lo cual es de agradecer), aunque entrañable. Una historia con aroma a tabaco y acordes tristes de fondo, verdaderos aunque quizás pelín tópicos, pero conmovedores y hermosos.

Ah, me dejaba el “pero”. En mi opinión tontorrona, el personaje del cura (Padre Janovich) es flojo. Se le podría haber sacado muchísimo más partido. Quizás el actor no da la talla. Que conste que no tengo nada contra los pelirrojos ¡y menos aún contra las pelirrojas!, pero este actor me ha parecido muy plano y limitado.

En fin, sólo me queda lanzar al aire del No Mundo mi deseo de que se mude al piso de al lado un referente masculino. Alguien que escupa y tenga el trastero lleno de llaves inglesas, clavijas y martillos. ¡Yo también quiero ligarme a la chica y convertirme en un tipo duro (sin acné, claro)!

GRAN TORINO (2008)
Dirección: Clint Eastwood
Guión:
Nick Shenk

34 comentarios:

Maax Headroom dijo...

Sencillamente espléndido guardián. Tendrás acné y serás feucho... pero tienes mucho talento. Has sobrepasado mis expectativas ampliamente con la crítica de esta peli. Gracias.

kimera dijo...

Hijo mío, una crítica exhaustiva donde las haya.
Tengo un gran interés en ver esta peli, pinta muy bien.
Mucho ojito con lo que deseas, que los duros de película no existen y al final se te queda de vecino un malnacido, desagradable y violento.Aprovéchate de las chicas de oro, que deben ser de lo mejor.
Besos

Jon R. R. dijo...

He flipado con tu análisis sobre la peli, Guardián. ¡Enhorabuena!

Si sólo encuentras el "pero" que comentas acerca del pater, me extraña que digas que no es una obra maestra. A mí me lo pareció, me hizo pensar en ciertas cosas, es una prueba más de porqué a este señor con tantísimo talento se le llama "el último cineasta clásico", porque no lo olvidemos, es un cineasta: actúa, dirige, produce y compone la música de sus películas (en esta creo recordar que le relega esa labor a su hijo Kyle).. Todo un maestro.

Por cierto, hablando precisamente de ese clasicismo, lo que dices de porqué la película empieza donde empieza y porqué nos cuenta sólo lo que nos cuenta sin necesidad de más cosas, es lo que le da ese aire clásico tan magnífico (recordemos cómo empieza, por poner un ejemplo tópico, el de "Centauros del desierto")

Jon R. R. dijo...

Se me ha olvidado pedir permiso para publicidad, ya que yo también escribí sobre la peli... ¿Puedo?

http://atxiflar.blogspot.com/2009/03/gran-torino-de-clint-eastwood.html

¡Saludos!

Jon y sus identidades secretas ;-)

Anónimo dijo...

Guardián: por la edad y por mi tendencia natural a emitir gruñidos podría adoptarte pero no creo que debas cambiar y convertirte en un tipo duro. Sigue así, muchacho (q frase de eastwood jaja)
Me ha parecido que esta muy bien tu critica, ¿pero no crees que deberías dejar de perder el tiempo escribiendo en un blog y empezar a salir salir con chicas?? jaj
Saludos,
K. Dick

Travis Bickle dijo...

Gran crítica, coincido contigo con que no es una obra maestra, le falta un toque de aura para llegar a serlo. Aun así es sencilla, emotiva, crítica y no tan clásica como se dice.

P.D. Excelente aportación a la BSO de este blog.

Clara dijo...

Tenia planeado verla este fin de semana pero me da que no. Aunque me apetecia un monton seguro que acabo viendola dentro de un mes, como me pasa siempre.

De todos modos, tu critica es una maravilla ya sabes :)

Besootes

Prometeo dijo...

Gran y lucido trabajo amigo. Aun me queda por verla. o cierto, si no te imprta, hare un link para la critica de La Duda, buena pelicula y excelentes actores y tu critica esta soberbia....un fuerte abarzo y sigue asi, lo bordas.

El Guardián dijo...

Amigo MAAX:
Mil gracias, tus ánimos me darán fuerzas para enfrentarme mañana a mi infierno personal, también llamado insti. Aysss, qué duros son los lunes para los feos.
Me alegra que te haya gustado ;)
Un abrazo desde el sofá azul,
El Guardián

El Guardián dijo...

Querida KIMERA:
Sí, pelín larga sí que me ha quedado esta crítica ;)
Aysss, necesito a alquien al lado que me dé una colleja y me diga "vale, ya, pesado".
Las Chicas de Oro son buena gente, no te digo que no, pero un referente masculino me vendría de perlas para no acabar pirado del todo.
Un placer verte por aquí, querida Kimera.
Un abrazo de domingo por la noche solitario,
El Guardián

El Guardián dijo...

Amigo JON:
Un honor que te haya gustado la crítica, maestro.
Me parece una estupenda película, una grandísima película pero no me parece una obra maestra. No sé, eso es algo raro, algo de estómago. Algo que sientes cuando acabas de ver una peli. Para que una peli sea una obra maestra tiene que tener algo más, algo que va más allá de un buen guión, una estupenda interpretación y una dirección impecable. Yo qué sé, cosas mías.
En fin, un honor que un hombre del cine se pasee por aquí. Al fin y al cabo, yo sólo soy un adolescente solitario que vive a través de la gran pantalla.
Un abrazo desde el sofá azul y unos ronroneos pelín rencorosos de Nosfe (que aún espera alguna anécdota cinéfila),
El Guardián

El Guardián dijo...

Amigo K. Dick:
Tienes toda la razón, debería dejar de escribir en este blog y salir con chicas. El problema es que las chicas no se han enterado... ¡No están por la labor! :)
Gracias por pasarte por estos lares, K. Dick.
Un abrazo,
El Guardián

El Guardián dijo...

Amigo TRAVIS:
Un gran honor que un tipo que sabe tanto de cine como tú, además de gran precog, coincida conmigo. Muchas gracias por leer mis chorradicas y por pasarte un ratillo por el sofá azul.
Un abrazo desde el sofá azul,
El Guardián

El Guardián dijo...

Querida Clarita:
Muchas gracias, eres un solete.
En mi absurda opinión, ir al cine es unas de las cosas que mejor se hacen solo ;)
No te la pierdas, vale la pena de verdad.
Un abrazo desde el sofá azul y 20 ronroneos de Nosfe,
El Guardián

El Guardián dijo...

Amigo PROMETEO:
Claro que no me importa, es un honor. Me alegra que te haya gustado. Mil gracias por tus palabras de ánimo, maestro. Ayss, qué contento me voy a ir a la cama hoy (casi ni pensaré en el infierno q me espera mañana).
Espero que puedas ver pronto GRAN TORINO porque merece mucho la pena.
La invitación de Nosfe para hacerte de enfermera sigue en pie.
Un abrazo desde el sofá azul,
El Guardián

kimera dijo...

Querido Guardián.
He visto la peli.
Qué te doy primero, las noticias buenas o las malas???
No te asusto, lo único malo de tu crítica es que me ha resultado pelín spoiler...Es que me cuenten (o insinúen) el final de peli o libro me da palpitaciones, pero te lo perdono....Es que Nosfe me pierde ;)
Con respecto a tu opinión de si es una obra maestra o no, realmente prefiero poner mi opinión en cuarentena.
Otra cosa, el pero que le pones al cura irlandés.¿No has pensado que está elegido expresamente para parecer "blando"? De hecho, los curas en la vida real tienden a hablar enfatizando mucho con las manos (es deformación de lo que aprenden en el seminario), y muchos por ello parecen amanerados al hablar.En este caso se evita esta actitud.Además, qué esperas de un virgen de 26 años??? jajaja.
Si la guerra dialéctica se hubiera producido con un sacerdote curtido en mil batallas el choque no hubiera derivado en confesión, aunque fuera de manera light....
La verdadera confesión se la realiza a Thao y a sí mismo, aunque no tengo claro si se perdona.Tal vez no importe.En cualquier caso es una expiación.

El Guardián dijo...

Querida KIMERA:
No le pongo el "pero" al personaje sino al actor. Igual que el gruñón de Walt sin duda hubiera perdido con otro actor, el actor que interpreta al cura me parece un error de cásting. Eso es todo, mi absurda opinión. A mí no me parece blando. Entiendo el concepto del personaje pero el actor no me parece ni blando ni nada, es un tipo que pasaba por allí y que en ningún momento me expresa nada de nada de nada.
Sorry, pelín spoiler creo que sí que es la crítica. Ayss... ¡Maldito, Guardián estúpido!
Me estoy flagelando, me lo merezco.
Un abrazo dolorido desde el sofá azul,
El Guardián

Jesi dijo...

Hola Guardián:

Citándote: “Ayss... ¡Maldito, Guardián estúpido! Me estoy flagelando, me lo merezco.”

Me asustas con esos comentarios, jejeje, aun no veo la pelicula pero las criticas no hablan mal de ella, lo que me da gusto es que a pesar de que escribiste una “critica” siento que es mas un comentario salido del corazón, -debo decir que es de las mejores entradas que tienes- y no desees vecinos raros, por experiencia propia: NO LO DESEES, mejor aprovecha a las Chicas de Oro, recuerda no hay nada tan malo que no tenga algo bueno.

Besos

P.D.: Súper salidines a Nosfe, que ya vi que “alguien” le anda echando el ojo (en México diríamos: que le echan los perros; el problema es que es gato) jejeje cuídalo si no un día de estos se te fuga.

Unamás dijo...

hola guardián y cia.
a mí me ha sobrecogido ésta peli, me ha gustado dede el principio, y la verdad, a pesardel exceso de tópicos que tiene, la veo estupendísima. Hasta el cura pelirrojo que te parece blandurrio me ha gustado, y no lo cambiaría. Eso sí guardián, te doy un tirón de orejas por darme más información de la que yo quería...
bueno, la ví ayer, y aún me ronda en la cabeza...buena señal.
ciao!

El Guardián dijo...

Querida JESI:
Nosfe y yo te echábamos de menos, mi mortecina amiga.
Lo de la fuga de Nosfe es pelín imposible. Vamos, nunca se sabe, pero me sorprendería bastante ;)

Mil gracias por tu comentario. Eres un solete (siniestro, eso sí).

En fin, vivir sin un referente masculino es duro para un adolescente pero ya me estoy acostumbrando ;)

Nosfe te manda muchos saludos, aunque le has dejado pelín aterrado con lo de los perros... Se ha quedado de piedra ;)

Un abrazo muy oscuro con olor a absenta,
El Guardián

El Guardián dijo...

Saludos a Marina y a Álex.
Ah, también saludos para la amiga silenciosa.

Nosfe y El Guardián

El Guardián dijo...

Querida UNAMAS:
Ya he puesto una advertencia para no ganarme más collejas ;)
Una peli estupenda, sin duda.
Un placer verte de nuevo por aquí después de tanto tiempo...
Un abrazo dolorido (por el tirón de orejas),
El Guardián

reckard dijo...

Vaya pelicula Guardian¡¡¡¡

Me ha parecido estupenda, no redonda, pero si magnifica... recoge como ninguna otra esa sensación que tienen nuestro mayores de que el mundo se ha movido y no ha contado con ellos... y esa puerta abierta a la redención, al perdón. quizas tópica pero muy emotiva por lo bien llevada que está.

Tras ella hice una reflexión que me asusta un poco: "es la mejor peli que he visto en lo que va de año... y no es la mejor de clint, ¿qué haremos cuando este monstruo no esté?

Reckard

Clara dijo...

Ayyy, la vi!
me encanto! :)
yo quiero que me lleve a dar una vuelta en ese gran Gran Torino, ayys.

Por cierto, es perrita y se llama Daisy ;)

Anónimo dijo...

¡¡ estupenda crítica !!

Totalmente de acuerdo


osscar

Anónimo dijo...

hola guardian!!
soy la amiga silenciosa de jesi y de marina no es que fuera realmente silenciosa lo que pasa es que por extraños motivos no podia agregar comentarios espero que este si pueda llegar.
como siempre muy buena critica.
me a gustado mucho esta peli y ya le he ido a ver con marina, por cierto nos sentamos en la fila 8 en honor a ti, ere un tema muy recurrente en nuestras conversaciones y te puedo asegurar que ya tienes muchas fans en mi pais. definitivamente es uno de los mejores.
besos y abrazos para ti y nosfe

El Guardián dijo...

Querida AMIGA SILENCIOSA:
No has puesto tu nombre pero creo recordar que es Karen, ¿no?
Ayss, no sabes cómo me pone de tontorrón que tú y Marina os sentarais en la fila 8 por acordaros de mí... jejeje
¿Tengo fans al otro lado del espejo? No me lo puedo creer. Amiga silenciosa, no juegues con mis hormonas, ¡que me teletransporto en un milisegundo!
Un placer oír por fin tu vocecilla ;)
Un abrazo y ronroneos de Nosfe

karen dijo...

hola guardian
es muy placentero leer una respuesta.
adivinaste mi nombre, olvide ponerlo. no debe ponerte tontorron eso de que pensemos en ti hasta cuando vamos al cine de hecho toda la peli me la pase comentando de ti tanto que marina casi me pone su sueter en la boca para que me callara jajaja
por fin he podido poner un comentario (tecnologia diabolica)
me encanta el soudtrack de la peli y la cancion de gran torino por alguna razon me recuerda mi infancia.
besos a ti y a nosfe desde mexico
de karen

El Guardián dijo...

Querida KAREN:
Qué bien "verte" de nuevo en el sofá azul. Cuánto me alegro de que la diabólica tecnología ya te haya dado permiso para escribir en el sofá azul. Los problemillas de la tecnología son desesperantes.

Aysss, a mí también me pone tristón y melancólico el tema central de Gran Torino...

Un abrazo dominguero desde el sofá azul,
EL Guardián y Nosfe a puntito de teletransportarse a México ;)

El Guardián dijo...

Amigo RECKARD:
Se me había pasado tu comentario. Me estoy haciendo mayor ;)
A mí también me entró una gran sensación de vacío y pavor al pensar en que llegará un día en que el gran Eastwood nos deje de verdad. Estos grandes tipos no deberían morirse nunca, he dicho.
Un placer verte por estos lares, amigo.
Un abrazo desde el sofá azul,
El Guardián

El Guardián dijo...

Querida CLARITA:
¡Pero si tenía un comentario tuyo sin contestar! Ayss, me estoy flagelando en este instante.
Si consigues que te lleve a dar una vuelta en el Gran Torino, me pasáis a buscar, ¿vale?
Es verdad, la perrita se llama Daisy. ¡Mi neurona peleona está fatal!
Un abrazo desde el sofá azul,
El Guardián

El Guardián dijo...

Amigo OSSCAR:
¡Cuánto tiempo sin verte por aquí!
A ver si te animas a adivinar otra peli, amigo.
Un abrazo desde el sofá azul,
El Guardián

V. de vacaciones invernales dijo...

Será porque es mi obsesión más reciente, pero si tuviera que decidirme por un ejemplo masculino a seguir, sería Tony Soprano. Lo sé, que referente más terrible... Pero tiene buen fondo, como Wally, ¿o no?

Me gusta cómo se muestra lo sólo que se ha quedado, porque lo está, después de morir su mujer, de todo lo que cambian las cosas a su alrededor y de ver cómo le tratan sus hijos. No es que al haga mucho por lo contrario... Creo que es muy realista en ese sentido.

Y tienes razón, el parroco no le llega a la altura. Tal vez un actor más mayor, que le pueda suponer un reto, que le pusiera en su sitio. El irlandés es demasiado "templado", como dicen en mi tierra, para el sargento de hierro jubilado.

Y todo esto para decir que me encantó!!!

V.

El Guardián de la fila 8 dijo...

Mi querida V. de Vendetta:

Veo que te has enganchado a Los Soprano. La mejor serie de la historia, ¿no crees? Hay capítulos que son cine. Una verdadera maravilla. Yo tuve un gran disgusto cuando me vi el último capítulo (brillante), me quedé como más huérfano de padre de lo que estoy normalmente ;)

Me alegra que te gustara Gran Torino. No voy a soportar que se muera Clint, eso lo tengo muy claro.

Un abrazo desde la trastienda,
El Guardián

Related Posts with Thumbnails