04 julio, 2008

Funny Games


Demasiado colorete y una familia junto al televisor

Este fin de semana ha sido pelín siniestro y bastante triste, la verdad. Una de Las chicas de oro (las amigas de mi madre) murió el viernes por la noche. La pobre estaba en una de las sesiones privadas y ultrasecretas que da Maggie en la trastienda y sufrió un infarto. No sé muy bien qué estaban haciendo ni cómo pasó (yo soy un crío para ellas y hay muchas cosas que no me cuentan, claro), sólo sé que el sábado no tuve que ir a currar y que el domingo me enfundé en un traje negro (que me está pequeño) para ir al tanatorio y luego al funeral. Todo muy alegre y colorista, vamos.

Al llegar al tanatorio Las chicas de oro se lanzaron sobre mí, como si fuera una bandeja de canapés, para darme besos y achuchones. Mi madre rompió ese cálido momento obligándome a entrar con ella a ver “el cuerpo”. Yo le dije que no, que no y que no. Y ella, a modo de respuesta, me agarró fuerte del brazo y me arrastró a ver a su amiga fiambre aderezando tan agradable paseillo con una de sus inspiradas teorías educativas: “debes ver cómo es la muerte, hijo. Esto te hará madurar”.

De viva a fiambre la amiga de mi madre no había cambiado mucho, sólo un pelín. Más que nada debido al montón de maquillaje que le habían puesto, casi parecía caribeña. No sé si a todos los muertos les ponen tanto colorete, pero no tengo ganas de hacer una comparativa al respecto, la verdad. Al cabo de 2 milisegundos ya estaba deseando salir de esa pequeña sala en la que sólo se oía el ruido de la refrigeración, pero mi madre no me soltaba el brazo y me obligó a seguir mirando aquella cara con demasiado colorete durante una eternidad. ¡Por lo menos durante 3 minutos o algo así!

La misma sensación (de no querer ver más) la tuve el viernes por la tarde (sí, yo estaba en el cine mientras en la trastienda se lo pasaban de muerte) cuando vi el remake (copia plano a plano del film original de 1997) que Haneke ha hecho de su propia peli “Funny Games”.

Los créditos sin música de fondo y las letras rojas ya nos están avisando: "Eh, esto es una vuelta de tuerca. Esto no es la ficción habitual".

Desde el arranque, el film me parece una revisión del gran Kubrick. Una pareja con un niño se dirigen en coche hacia su peor pesadilla a través de un hermoso paisaje. Sí, claro, “El Resplandor” me viene a la cabeza. Sin embargo, en el film de Kubrick el enemigo (en una de las posibles lecturas) está dentro de la familia, el Mal está dentro. Aquí uno podría pensar que el Mal es algo de fuera, un elemento perturbador (encarnado en dos jóvenes) que se cuela en la vida de una familia acomodada. Sí, vale, pero no. El caso es que Haneke creo que intenta transmitir que lo que está podrido es la sociedad y la carga de violencia que nos tragamos a diario, sobre todo en la televisión, en la ficción. Así pues, el enemigo no es realmente algo de fuera, sino que el enemigo es la propia sociedad, somos nosotros.

Durante la secuencia del viaje en coche, la pareja (pelín repelentilla) escucha música clásica y juegan a adivinar la pieza que suena. De repente, deja de sonar Händel e irrumpe un grupo trash-punk. Esta música no es la que ellos escuchan, claro. Es decir, se nos adelanta que algo disonante aparecerá en escena y acabará con su tranquila existencia demoliéndola y desgarrándola con la brutalidad y contundencia de una apisonadora.



Hay más guiños a “El Resplandor” como la huida del niño (que incluso se quita los zapatos mojados para no dejar huellas y deshace sus pasos para despistar al agresor. Igual que hace el pequeño Danny en la memorable secuencia del laberinto). Por último, hay un plano de una bola de golf que se acerca, sin verse quién la ha lanzado. Igual que la pelota que se acerca a Danny sobre aquella moqueta diabólica del hotel Overlook. Tampoco vemos quién la lanza pero sabemos que es algo maligno, el Mal tiene ganas de jugar. Y, sin duda, el Mal es mucho más aterrador si está fuera de campo.
Sin embargo, la referencia obvia es a “La naranja mecánica”. Eso está claro. Pero yo no creo que se trate de un homenaje, sino de una revisión.

Los dos jóvenes psicópatas de "Funny Games" adoptan unos roles similares a los que se reparten Alex y sus drugos. Michael Pitt encarna en este remake americano al joven educado y refinado de mente perversa mientras que su amigo es el torpe, el gordo, el imperfecto. La caracterización (o estilismo, como diría mi madre) también tiene una clara similitud pero todo esto no me interesa demasiado. Lo que me interesa es cómo Haneke nos tortura, como hiciera Kubrick con Alex, y nos nos da tregua. Nos obliga a meternos en algo que nos incomoda, a mirar algo que nos avergüenza y perturba.





Con gran acierto, Haneke opta por la violencia fuera de campo. Es decir, son pocas las agresiones que realmente vemos. Sólo oímos los gritos de las víctimas lo cual resulta más aterrador. Siempre es peor lo que no se muestra. Así pues, paradójicamente, ésta no es una película con altas dosis de violencia pero sí es insoportablemente violenta.

La pareja de psicópatas se autodenominan Tom y Jerry o Beavis & Butt-Head y actúan como si se tratara de un show televisivo. Así se hace clara referencia una vez más a la cultura televisiva, a una sociedad que mama violencia desde la infancia más blanda.



¿Por qué rebobina? ¿Qué diablos significa eso?
En cierto momento del film en que parece que se va a producir un giro en la trama, Paul coge el mando del televisor y rebobina lo que acaba de suceder. Se plasma el Deus ex machina (es decir, algo externo resuelve una situación sin seguir su lógica interna) y a partir de ese momento sabemos que no hay esperanza para esa familia, son víctimas sin posibilidad de escape (El juego de alargar la tortura y la apuesta tiene una doble función puesto que se nos da alguna esperanza de que la familia pueda sobrevivir y así se crea tensión dramática ya que si desde el principio no tienen ninguna opción el espectáculo decae como anuncia claramente uno de los personajes). El Mal va a ganar y desde este prisma también vemos cómo Haneke juega con las pautas de la narración cinematográfica para pervertirlas y hundirlas en el lodo. Así, por ejemplo, ese cuchillo que se nos presenta en la primera parte del metraje como una posible salida, como un elemento que va a tener un papel determinante en el film, acaba no teniendo ningún valor. Las cartas ya están echadas, no hay nada que hacer y el hecho de que Paul rebobine nos deja esto demoledoramente claro. Así mismo, Haneke hace hincapié en que es la ficción lo que está en su punto de mira y esta ficción no nos da tregua. Es crueldad absoluta y sin concesiones.

Interpelar al espectador
Otro punto en común con "La naranja mecánica" es la interpelación directa al espectador. En el film de Kubrick, Alex, como narrador, se dirigía a nosotros buscando nuestra empatía y complicidad.

En "Funny Games" Paul sonríe a cámara e incluso nos invita a ser partícipes. Los dos jóvenes asesinos hacen hincapié en la importancia del espectáculo. Así, formamos parte de un espectáculo que nos da náuseas y así, supongo, se nos invita a reflexionar sobre el tipo de ficción infectada de violencia que nos gusta devorar.

Está claro que el plano final con Paul sonriendo picarón y mirando a cámara no es inocente, es toda una declaración de intenciones. Es la síntesis de toda una reflexión que se nos lanza en este film como un guantazo: ¿No somos partícipes de la violencia? ¿No somos voyeurs atiborrados de desgracias ajenas? ¿No nos desternillamos con imágenes sangrientas y engullimos sin pestañear nuestra dosis diaria de puñetazos, tiros y apuñalamientos?


Pero, vamos a ver, ¿a qué viene la conversación sobre "Solaris"?
Pues resulta que "Solaris" es uno de mis libros favoritos y, en mi absuda opinión, la charla sobre esta estupenda obra de Lem sólo tiene una doble y simple función. Primero: Oh, qué par de chicos tan refinados. No dicen tacos ni son soeces y hablan de literatura. Claro que hablan de literatura y, sin inmutarse, empujan a una mujer al agua. Segundo: Es una obra en la que se trata la confusión entre lo real y lo ficticio, ambos planos se confunden, se diluyen. Al igual que en este film, Haneke echa un vistazo a la violencia en la ficción dándonos un toque de atención sobre cómo la ficción y la realidad se solapan y unen, sobre cómo la violencia de la ficción es como los gusanos de los muertos, lo devoran todo pero ya son parte de nosotros (lo de ver un fiambre me ha dejado pelín tocado).
Bueno, creo que se me ha ido la olla más de lo habitual pero, por favor, tened en cuenta que han sido muchas emociones en un mismo fin de semana y yo, al fin y al cabo, ¡sólo soy un pobre adolescente que no se come una rosca y que siempre acaba solo en la fila ocho de algún cine!



"Funny Games" es un film interesante, totalmente prescindible si habéis visto el original, pero para mí no se acerca ni por asomo a la que creo es la obra maestra de Haneke, “La pianista”. Esta historia de una profesora de piano, Erika, encarnada por la inquietante Isabelle Huppert es para mí una de las mejores películas que he visto. Erika es un personaje complejo, con muchas dimensiones, no es un arquetipo plano sino un personaje que te menea, que te araña por dentro y te hace pensar en ella durante semanas. Después de ver la peli (hará un par de años en casa de mi amiga agorafóbica) intenté leerme el libro de la Premio Nobel Elfriede Jelinek pero me temo que entonces yo era demasiado joven. Lo volveré a intentar cuando cumpla los 17.

Desde luego, Haneke nunca deja indiferente. En "Funny Games" juega con el espectador y le obliga a ser partícipe de algo en lo que no quiere involucrarse, quizás con la intención de hacernos conscientes de lo arraigada que está la violencia en nosotros, de lo podridos que estamos. No sé, ¡sólo soy un adolescente!

Para mí éste ha sido un fin de semana bastante desagradable, la verdad, y no sé si me ha dejado peor cuerpo ver a la amiga fiambre de mi madre inundada de colorete o ver "Funny Games".


"Funny Games" (1997 - 2007)
Dirección: Michael Haneke
Guión: El austríaco con barba de arriba

25 comentarios:

Chú dijo...

yo no se de donde sacas tiempo pa ver tantas pelis o lo que hagas! xD

Anónimo dijo...

Recuerda a la Naranja Mecánica, ya contarás.
Tiff

prometeo dijo...

Hay que verla, quizas hoy, yo. Parece que va a valer la pena. Ya hablaremos.
Un abarzo.

Maax Headroom dijo...

Es una de las películas que peor cuerpo me han dejado. Es buena pero es terrible.

Venga esa crítica, que la estamos esperando!!!!

El Guardián dijo...

Querida Chú:
El hecho de tener una vida social casi nula me deja bastante tiempo libre, la verdad.

El Guardián solitario y tristón

El Guardián dijo...

Querida Tiff:

Sin duda recuerda claramente a "La naranja mecánica".
Pronto habrá otro jueguecillo. Espero que te pases por el sofá azul...

Nosfe y yo seguimos a tus pies (con pelín de lumbago)

El Guardián dijo...

Amigo Prometeo:

Espero encontrarte algún día en el sofá azul y que podamos hablar de la peli.

Mis respetos desde este rinconcillo del No Mundo.

El Guardián dijo...

Maax, por favor, no me presiones que estoy muy sensible.

Desde luego, a mí también me ha dejado un mal cuerpo...

Espero verte de nuevo por estos lares.

prometeo dijo...

Tu experiencia de ver a la muerta me recuerda auna muy parecida que tuve yo hace ya algunos años,, lo buena es que el cadaver estaba mejorado respecto a cuando estaba con vida, menos mal...la peli la ver pero no sera esta semana, quizas la proxima...un abrazo.

Anónimo dijo...

Puff finde movidito, relájate viendo pelis, siempre ayuda meterte en mundos distintos, para eso como Tim Burton no hay otro.
Sigo a tus pies, pero espero levantarme algún día y sentarme en tu sofá.
Tiff

Mónica dijo...

Guau!realmente me ha impresionado lo bien que te expresas y tus conocimientos y tan solo tienes 16,da gusto leer textos asi escritos por alguien de tu misma edad.Has echo que quiera ir a ver la peli. Aunque, la verdad,el anuncio que vi en el cine sobre el film me puso de los nervios...

El Guardián dijo...

Prometeo:
Ver a un muerto ha sido muy raro. No sé, no me quito de la cabeza esa cara (como de cera) tan repintada (a lo Carmen Miranda).

Gracias por sentarte un ratín conmigo en el sofá azul, Prometeo.

El Guardián dijo...

Querida Tiff:
Tengo un movidón interno de la leche. Esta semana ha sido muy rara. Trabajar en un sitio donde la acaba de palmar alguien te hace ver que lo del acné no es tan importante.
¿Cuál es tu peli favorita de Tim Burton?
Espero que te animes a participar en el jueguecillo de las pistas. Dice Nosfe que tienes un olfato mejor que el suyo. No sé decirte si eso es un cumplido.
Te espero dando vueltas por aquí. Estoy pelín inquieto.

El Guardián dijo...

Mónica:
Bienvenida a este rinconcillo del No Mundo.
No sé si animarte a ver la peli. Si el trailer te puso de los nervios, la peli entera te puede dejar calva.
Espero verte pronto por aquí. Siempre tendrás un hueco en el sofá azul.

Alfie dijo...

Este es el segundo fin de semana que por una causa o por otra me quedo sin ver la película.
Espero que que esta vez si hay 2 sin 3 y la pueda ver en breve.
No he visto el original (incluso podría decir que desconocía su existencia hasta hace bien poco) pero las expectativas son altas, y si sale Tim Roth mejor que mejor.
Un saludo

El Guardián dijo...

Alfie:
Ya me contarás qué te ha parecido.
Te espero en el sofá azul.

Anónimo dijo...

Es la mejor critica sobre esta peli que he leido.
Saludos.

RBK dijo...

uummm... después de leer el post de abajo no sabía si escribir en él por aquello de hacer honor a mi nombre, o en la última entrada y primera de la lista (que sería lo lógico). Al final me he decantado por hacerlo en funny games ya que la tenía en mente desde que vi el trailer en el cine y me dejó con esa sensación de claustrofobia que me encanta :)(véase Donnie Darko). Pero amigo mio! después de hacer mención en tu crítica del maestro kubrick no quepo en mi de emoción. Por cierto no he visto Rebecca, pero creo q dentro de un momento mi gran amigo “Elephant” estará buscando mi nombre entre sus archivos...
PD: como se llama el tema q suena cuando entras en la página? Me suena de haberla oido en algún anuncio...

El Guardián dijo...

¡Hola, RBK!
Espero que veas "Rebecca" pronto, es una peli estupenda e hipnótica.
Siéntate un rato en el sofá azul cuando hayas visto "Funny games" y nos cuentas qué te ha parecido.
En cuanto a la música, es "Teardrop" de Massive Attack. Quizás te suena de la serie HOUSE, aparece en los créditos.
Por cierto, toda la semana pasada tuve de músiquilla el tema central de "Donnie Darko".
Un abrazo desde el No Mundo.

RBK dijo...

House! cierto! he caido en cuanto me lo has dicho. "Mad World" de Gary Jules, es probablemente una de las bandas sonoras mas reconocibles, por lo menos para mi :). Un día podrías dedicar el blog a grandes bandas sonoras, creo que la música es una parte muy importante para la buena ambientación de una película... ahí tienes la BSO de "Requiem por un sueño", te pone el cutis de ave!!
Saludillos

El Guardián dijo...

Sí, buena idea, RBK. Pensaré cómo hacerlo...
Saluditos desde el sofá azul,
El Guardián

caristegui dijo...

Le sacas demasiado jugo a una película vacía, para mi la película es lo q es, violencia por violencia, si el director lo q intentaba era hacer una crítica de la sociedad actual, de la violencia q nos rodea, creo q no lo consigue ni de lejos y lo único q logra es añadir más violencia a esté mundo de mierda. Multitud de películas recuerdan a obras de Kubrick, muxos le imitan, ya sea por hacerle 1 homenaje o porq quieren ser como él... Haneke está a años luz de lo q logró Kubrick con la Naranja Mécanica. Sín duda, para mi, Funny Games es de las peores películas de la historia.

Jajaja, seguro q eres tan joven como dices ser??? me gusta la manera que tienes de describir las cosas, sea como sea, enhorabuena por el blog

El Guardián dijo...

¡Hola, Caristegui!
Me ha quedado claro que no te gustó la peli ;)
Tienes razón: Kubrick y Haneke no son comparables y, de hecho, sus estilos no pueden ser más dispares. Sin embargo, a mí Haneke me parece un cineasta muy pero que muy interesante.
Espero que te pases algún otro día por el sofá azul, aunque nuestros gustos no coincidan ;)
Un abrazo desde el No Mundo,
El Guardián

El Guardián dijo...

Querida V. for Vendetta:
¿Has llegado hasta aquí?
¿Eres tú? Tschhhh que no nos oiga el cotilla de Nosfe. Me pone de los nervios, ¡tiene que enterarse de todo! ¡Disecado y cotilla a partes iguales!
¿Sabes? Está muy contento con su ovillo de lana, el que le regaló el dios de los gatos disecados. Lástima que no pueda mover sus patitas rellenas de papel de periódico.
He encontrado algunas cosas detrás del sofá azul. Cosas extrañas. ¿Has encontrado tú algún objeto misterioso? El No Mundo es un lugar muy raro pero lo prefiero mil veces al Mundo Real.
Dime, V., ¿me vas a mandar algún relato de esos que escribes a escondidas? ¿Me dejarás alguno escondido detrás del sofá azul? Como si fuera algo que se te ha caído del bolsillo, sin querer.
Un abrazo silencioso,
El Guardián

V. vuelve dijo...

¿¡Aquí tambien!? Caray, dos seguidas... Es un juego divertido este, con su puntito psicópata también.

Rechacé una estupenda tarde de otoño, caña y charleta por quedarme a ver la primera versión de esta peli. Me apoltroné en el rincón de mi sofá azul, con Odín a los pies y la manta cerca por si tenía que taparme los ojos (si me tapo con las manos siempre hago trampa; entreabro los dedos y miro). Las expectativas, en este caso, hicieron más llevadera la dureza de lo que estaba viendo. Bueno, los subtítulos también contrubuyeron a su manera suavizando la tensión. Y al final me gustó y todo. Hasta me quedé con ganitas de más. Sádica que es una, supongo. Pero no con ganas de más de lo mismo, por lo que no creo que vea la versión USA (por mucho que estime a Roth).

V.

PD: La verdad es que tienes bastante (y sorprendentemente) limpia esta parte del sofá. Y te lo dice alguien a quien le encanta encontrarse cosas, aunque a veces me entristece pensar en quién las ha perdido y qué querría hacer con ellas. Esto termina dándole al objeto encontrado en cuestión un valor incalculable.

PD2: Se me perderá un enlace pronto. Lo noto.

Related Posts with Thumbnails